Siguenos en:
sábado, mayo 27, 2017
Uno, dos, tres

Vivir para verlo. Antonio Navarro, con prótesis de palo, es gran bailarín de salsa

viernes, marzo 10, 2017 22:15

En mayo del año 1985, Antonio Navarro Wolff, jefe entonces del equipo negociador del M-19, en el intento de paz con Belisario Betancur, se encontraba desayunando en una cafetería en Cali. De pronto, entró un hombre y le lanzó una granada; el artefacto explotó y Navarro resultó gravemente herido. Un grupo de periodistas firmó una carta para que le permitieran salir del país, y por esa mediación fue trasladado a México; allí, el desaparecido Gabriel García Márquez interpuso oficios ante el gobierno mexicano y logró que fuera atendido en el Hospital Mocel: fue intervenido y amputada su pierna izquierda.

Este desgraciado incidente significó para Navarro su catapulta como gran líder político de izquierda. Infortunadamente, su limitación física afectó un poco su movimiento labial. En Pasto dicen que «Navarro habla claritico, pero no se le entiende nada», ja, ja, ja.

Hoy, Navarro es una seria opción presidencial: está al frente del grupo que promueve, con la senadora Claudia López y otros dirigentes de izquierda, una coalición política de inconformes.

Anoche, para celebrar el cumpleaños de la senadora Claudia en Pasto, hizo a las mil maravillas lo que nadie esperaba: bailar salsa.

Uyuyuyuyuy, quiero ser su pareja de baile, senador, ja, ja, ja, ja.

publicidad