Siguenos en:
jueves, agosto 17, 2017
Uno, dos, tres

¿Por qué Juan Carlos López no aceptó la dirección de Bienestar Familiar?

jueves, agosto 3, 2017 21:41

¿Aceptaría usted un cargo en el sector público cuando le digan que en los siguientes tres meses debe adjudicar contratos por más de dos billones de pesos? ¿Aceptaría usted un cargo en el sector público si le anuncian que la empresa que dirigirá tendrá 14 % menos de presupuesto? ¿Aceptaría usted un cargo en el sector público si le informan que en los próximos 12 meses tendrá que dejar de atender 211.000 niños porque no alcanza el presupuesto? ¿Aceptaría usted un cargo en el sector público si le notifican que para cumplir las metas del Plan Nacional de Desarrollo necesita una adición presupuestal por un billón seiscientos mil millones de pesos y no tiene idea de dónde sacarlos?

Esas y otras muchísimas razones fueron las que condujeron a Juan Carlos López, expresidente de Millonarios, a declinar la dirección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, cargo para el que fue nombrado por el presidente Santos. Además de los problemas enunciados a los que tendría que enfrentarse, ningún nombramiento había recibido tantas críticas y tanto rechazo en redes sociales como el de López para la dirección del ICBF.

La evaluación de lo que le espera más las protestas masivas condujeron a López a no aceptar el cargo. Y le asiste toda la razón. Después de su poco afortunado paso por la presidencia de Millonarios, se necesita no estar en sus cabales para enfrentarse, sin gran conocimiento, al desafío que le esperaba.
¿Saben cuál era el peor de todos? ¡El ICBF maneja uno de los presupuestos más altos de la nación! Sobre la honestidad de López no hay ninguna duda, ninguna. ¿Cuánto tiempo soportaría el peso de decenas de políticos que quieren apoderarse, en pleno año electoral, de las arcas del ICBF?

Cristina Plazas deja en marcha el proceso de integrar a la planta permanente a 3800 especialistas en Psicología, Trabajo Social, defensa de la familia, nutricionistas y en atención al cliente, quienes hoy en día son trabajadores temporales. Y esos cargos,
naturalmente, se los quieren tomar los políticos voraces en las regiones.

¿Por qué el presidente Santos decidió cambiar a Cristina, que se va en medio del aplauso del país? Nadie responde.

publicidad