Siguenos en:
jueves, agosto 24, 2017
Uno, dos, tres

Otra medida absurda del Consejo Superior de la Judicatura, que, afortunadamente ¡abortó!

jueves, agosto 3, 2017 21:49

Parece que el Consejo Superior de la Judicatura, de regular pasado y pésimo futuro, está condenado a que todas sus decisiones no solo son controvertibles, sino por lo general, equivocadas. Vean lo que la bendita Judicatura provocó hoy.

Semejante maremágnum ocurrió en Paloquemao, el sector de Bogotá donde están concentrados todos los juzgados. Sobre este gran centro judicial no hay ni amenazas, ni investigaciones de atentados, ni sospechas de irregularidades, ni ha ocurrido ningún hecho que origine alarma o preocupación. Pero a alguien en la Judicatura se le ocurrió que era preferible que todo el mundo que ingresara a esas instalaciones exhibiera su cédula de
ciudadanía. ¡Como si alguien que pudiera tener alguna mala intención no portara una, o dos, o diez cédulas falsas! La absurda medida se tomó sin tener en cuenta el gigantesco tránsito de personas que circulan por y para los juzgados: funcionarios, abogados, fiscales, detenidos, jueces, secretarias, visitantes, auxiliares, etc.

Con el inmenso desorden que provocó la medida de la bendita Judicatura, Paloquemao no funcionó hoy; el desbarajuste se superó cuando la medida tuvo que ser revocada.

¡Ay, este Consejo Superior de la Judicatura, al que ya le eliminaron sus funciones disciplinarias, hace todo lo que puede para que también le quiten las que le quedan! ¡Qué horror de horrores!

publicidad