Siguenos en:
sábado, agosto 19, 2017
Uno, dos, tres

La situación de paranoia que se vive en la Fiscalía

martes, agosto 1, 2017 20:03

Paranoia en la Fiscalía. Los escándalos como la captura del jefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, Gustavo Moreno, o la detención de la exfiscal Hilda Niño, señalada de presuntos nexos con grupos paramilitares, y el envío a la cárcel del exfiscal Rodrigo Aldana, vinculado al escándalo de Odebrecht, crearon una especie de trastorno delirante en el interior de la Fiscalía.

Ningún funcionario está aceptando reuniones de ningún tipo, ni sociales, ni de trabajo, ni invitaciones, nada de nada; declinan cualquier invitación, tampoco comparten con abogados, así sean viejos conocidos, todo esto por cuenta de la llamada «gran cruzada anticorrupción» que adelanta el fiscal Néstor Humberto Martínez en el interior de la entidad.

Los fiscales no quieren que un encuentro casual pueda ser malinterpretado en el futuro y les traiga problemas con la justicia. Y es que ahora quienes laboran en la Fiscalía hasta almuerzan solos. Parecen aplicar el viejo adagio: «Cuando un abogado litigante invita a almorzar a un fiscal, es porque el fiscal está en el menú».

publicidad