Siguenos en:
domingo, septiembre 25, 2016
Uno, dos, tres

La mermelada produce nuevo choque dentro de la coalición de Gobierno

miércoles, septiembre 21, 2016 22:18

La ira, la intención de venganza, la malquerencia, el odio no son buenos alimentos para el alma. El actual presidente del Senado, Mauricio Lizcano, es otra víctima de esos malos sentimientos; está molesto con el Gobierno porque no ha retirado del cargo a Augusto Posada, quien fue nombrado director del Fondo Nacional del Ahorro como cuota suya, es decir, su tajada de mermelada. Resulta que Lizcano rompió con él, y ahora clama con fanatismo su retiro y que le nombren a un candidato suyo para manejar el fondo; ese reclamo provocó hoy un agrio ataque al secretario general de la Presidencia, Luis Guillermo Vélez. La confrontación llegó a niveles tan graves, que en una junta de congresistas de La U, a la que asistió Vélez, Lizcano lo manoteó y, señalándolo con el dedo, le dijo que no volvería a convocar al Senado si el propio presidente de la República no habla con él.

Como se sabe, Augusto Posada fue aliado político de Lizcano en Antioquia. Con su mediación fue nombrado en el cargo, lo que fue entendido como cuota para el Partido de la U, al que Lizcano pertenece. Posada cambió de tolda política y se fue con Germán Vargas Lleras, el líder de Cambio Radical; rompió relaciones con Lizcano. Todos los funcionarios que nombra son de Cambio Radical, incluidos los de Antioquia.

Lizcano, a nombre de La U, ha pedido el relevo de Posada. Ante la insistencia, Luis Guillermo Vélez le contestó hoy que iba a hablar del tema con el presidente Santos.

Conclusión de la pelea: hoy, Lizcano volvió a dilatar la aprobación del proyecto sobre licores; nuevo round: el 3 de octubre.

publicidad