Siguenos en:
viernes, septiembre 30, 2016
Uno, dos, tres

La costumbre de un ministro de llevar la contraria

viernes, septiembre 23, 2016 01:21

La vida de un ministro de Estado transcurre en reuniones, consejos de ministros, viajes, visitas regionales y problemas, muchos problemas; nunca tienen tiempo libre. Pero de esa vida agitada y falta de tiempo, el minsalud, Alejandro Gaviria, logró escribir no un ensayo, ni dos, sino doce, que son reflexiones sobre las complejas reformas a las que se tiene que someter el Estado, pero contadas desde adentro, desde su perspectiva como ministro.

Él dice que utilizó el insomnio que le han producido los problemas del sistema de salud: cuando no podía conciliar el sueño, ponía en práctica su pasión por la escritura. Y ya está listo el libro que contiene los ensayos, se llamará: «Alguien tiene que llevar la contraria», un título bien puesto, pues se trata de un funcionario acostumbrado a nadar contra la corriente y a decir lo que muchos no quieren oír.
Lo mejor de todo, por su carácter dialéctico: su portada.

publicidad