Siguenos en:
martes, diciembre 6, 2016
Uno, dos, tres

¿La Corte Constitucional podría salvar el actual enredo del sí y el no? Doy la respuesta

lunes, octubre 10, 2016 23:31

Hay un proverbio muy popular que se usa cuando una persona hace algo para hacerle daño a alguien, pero luego se devuelve, como un bumerán, en contra de la misma persona: es lo que se llama pegarse uno «un tiro en el pie», como dice el proverbio. Eso es exactamente lo que acaba de pasar con el Centro Democrático.

El abogado Marco Fidel Ramírez, concejal cristiano, con el entusiasmo del Centro Democrático corrió a presentar una acción constitucional contra el decreto que convocó el plebiscito, por haber utilizado la palabra «paz», lo que, aparentemente, está prohibido en el fallo de la misma Corte, que autorizó el plebiscito. Parlamentarias uribistas como las señoras María Fernanda Cabal y Paloma Valencia celebraron la demanda. Lo que presentó el fundamentalista  cristiano no fue una tutela, fue una acción constitucional; como ni la doctora Cabal ni nadie esperaba que el no ganara, ahora no saben qué hacer, porque si la Corte falla en favor de la demanda, tanto el doctor Ramírez como la doctora Cabal se estarían pegando un tiro en el pie.

La Corte ya admitió la demanda; su ponente será la presidenta de la corporación, María Victoria Calle. A la doctora Cabal se la ha visto en la Corte averiguando cómo se puede retirar esa demanda. No, no se puede retirar, dijo la Corte. Las tutelas sí se pueden retirar; las acciones de constitucionalidad, no.

Este enredo ha  dado origen a que algunos crean que la Corte podría ser, con el fallo a esa demanda, la puerta de salida al problema actual. No. La Corte dijo hoy que, aun acelerando el proceso, el fallo no podrá dictarse pronto. Sus miembros calculan que el fallo no estará listo ¡antes del 28 de noviembre!

Es decir, olvídense de que  el alto tribunal podría sugerir antes algún tipo de solución. Además, como  bien dijo hoy un magistrado: «Esas no son nuestras funciones».

publicidad