Siguenos en:
lunes, junio 26, 2017
Uno, dos, tres

Esta es una de esas ocasiones en que una senadora no puede ponerse brava

jueves, junio 15, 2017 20:32

La ira de una senadora embarazada estremeció la plenaria del Senado.

La senadora liberal Sofía Gaviria, que avanza por su octavo mes de embarazo, protestó hoy contra el presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, a quien acusó de ejercer una actitud deliberada de discriminación contra ella.

La senadora Gaviria, hermana del asesinado exgobernador de Antioquia Guillermo Gaviria Correa, es opositora a temas sobre el proceso de paz. Esta tarde, cuando discutían el proyecto para crear las 16 circunscripciones especiales de paz, la señora Gaviria pidió repetidamente la palabra para cuestionar los argumentos del senador Roy Barreras, quien defendía el proyecto; por más de cincuenta minutos, el presidente del Senado, Mauricio Lizcano, la ignoró, según ella misma denunció. Cuando finalmente le dieron la palabra, la senadora Gaviria, en tono elevado, presentó su queja contra Lizcano en enérgicos términos.

La plenaria quedó en silencio ante la santa ira de la legisladora. E hicieron bien los senadores: en el estado de la senadora Gaviria no son aconsejables semejantes subidas de tensión.

publicidad