Siguenos en:
domingo, agosto 20, 2017
Uno, dos, tres

El drama de una mamá

lunes, julio 25, 2016 23:12

Un verdadero drama vive una madre en Medellín, que le pide a la EPS esterilizar a su hija, menor de edad, que sufre de retraso mental.

La madre explica que la menor fue violada y teme un embarazo no deseado. El caso llegó a la Corte Constitucional; allí los magistrados establecieron cuál es la ruta que deben seguir todas aquellas personas que están en condiciones similares.

El alto tribunal ordena que debe ser la EPS, apoyada por médicos de Medicina Legal, quienes deben certificar el grado de retraso mental de la menor, con el fin de determinar si tiene o no capacidad de tomar una decisión sobre su embarazo.

La Corte indica que una vez la familia cuente con el certificado médico, deben acudir ante un juez de familia que autorice el procedimiento de ligadura de trompas.

La Corte afirma que las personas en condición de discapacidad son sujetos con plenos derechos que gozan de especial protección constitucional, de manera que tienen derechos reproductivos y derecho a fundar una familia de forma responsable, siempre que así lo quieran en forma libre e informada.

publicidad