Siguenos en:
jueves, junio 22, 2017
Uno, dos, tres

El cabildo abierto del Concejo de Bogotá terminó peor que una protesta de una barra brava

martes, marzo 7, 2017 22:24

El llamado cabildo abierto que convocó el Concejo de Bogotá para escuchar argumentos en pro y en contra sobre la venta de la ETB terminó como un partido de fútbol con las peores barras bravas. Una barra estaba en contra de la venta de la empresa; la otra, compuesta por seguidores de la Administración distrital, defendía la decisión del alcalde, aprobada por el Concejo, de vender la ETB. Las dos barras bravas chocaron y hubo de todo: discursos groseros, insultos peores, escupitajos, pitos, empujones y, por supuesto, ¡detenidos! El resultado no pudo haber sido más desafortunado.

El alcalde reiteró que no había marcha atrás. Los sindicatos opuestos se retiraron gritando: «¡Revocatoria! ¡Revocatoria!».

Los concejales que actuaron como testigos opinaron que a los opositores les fue tan mal, que una vez más se demostró que con gritos, ¡nada se puede!

publicidad