Siguenos en:
miércoles, junio 28, 2017
Uno, dos, tres

Dura lucha de una liberal y un conservador por llegar a la Corte Constitucional

miércoles, mayo 31, 2017 19:47

Reñida votación le espera mañana al Senado para elegir a un nuevo magistrado de la Corte Constitucional. Un inocultable temor se ha apoderado de los senadores de la Unidad por la Paz para esta elección. Algunos definen ese temor como «el síndrome Bernal»; se alude así a Carlos Bernal, postulado por el presidente Santos, por recomendación del rector de la Universidad Externado, Juan Carlos Henao, uno de los gestores de la Justicia Especial para la Paz y asesor ad honorem del Gobierno en las negociaciones con la guerrilla. Pero Bernal, elegido con el apoyo del uribismo, dio la sorpresa al ayudar con su voto a recortar el procedimiento de fast track en el Congreso, lo que llevó al proceso de paz a su peor crisis de los últimos meses.

El Senado debe elegir mañana jueves, de la terna que le envió la Corte Suprema de Justicia, y conformada por Diana Constanza Fajardo, de origen liberal; Álvaro Andrés Motta Navas, de origen conservador, y Alejandro Ramelli Arteaga, de origen liberal.

El presidente Santos, en una reunión que sostuvo anoche con senadores de la U, dijo abiertamente que le gustaba la candidatura de la señora Fajardo. El senador Armando Benedetti dijo que si la señora Fajardo no ganaba, una mayoría conservadora en la Corte Constitucional podría volver trizas los acuerdos de paz. Los partidos que conforman la Unidad para la Paz tienen la consigna de votar por la señora Fajardo.

Esta noche, según las cuentas obtenidas por esta sección en dos fuentes distintas, por la señora Constanza Fajardo votarían mañana: fijos, 17 de los 20 senadores de la U; 15 de los 17 senadores liberales; cuatro de los cinco senadores de Opción Ciudadana; los dos senadores indígenas; los cinco senadores del Polo; los cinco senadores de Alianza Verde; además, por lo menos cinco senadores conservadores.

Según esas cuentas, la señora Fajardo tendría esta noche asegurados 53 votos para su elección; la mayoría absoluta que requiere es de 52 votos. Quienes promueven su candidatura no tienen en cuenta a Cambio Radical, el partido del exvicepresidente Germán Vargas, que al parecer haría alianza con el uribismo para votar por Motta.

Pero hay un dato que puede dividir al vargasllerismo: la señora Fajardo está casada con un hermano de Carlos Medellín, el exministro y amigo personal y político de Vargas Lleras.

En síntesis: aun cuando la señora Fajardo tiene mayoría, en política lo único seguro es lo que pasó.

publicidad