Siguenos en:
sábado, mayo 27, 2017
Salud

Lanzan campaña para prevenir enfermedades por no lavarse bien las manos

viernes, mayo 5, 2017 12:31

En el Día Mundial del Lavado de Manos, que se celebra el 5 de mayo, la Secretaría de Salud de Bogotá afirma que no tener una buena higiene en las manos acarrea la transmisión de infecciones de todo tipo.

El lavado continuo y permanente de manos disminuye la transmisión de enfermedades como: diarrea; neumonía; parasitismo intestinal, infecciones respiratorias; enfermedades de la piel y de los ojos.

La vigilancia epidemiológica del comportamiento de infecciones hospitalarias en 113 IPS públicas y privadas de la ciudad capital, evidencia que en los tres últimos años la adherencia al protocolo de lavado de manos por parte de los trabajadores de la salud tiene relación directa con la reducción de los casos de infecciones hospitalarias, asociadas a la atención en salud.

Lo anterior indica que el lavado de manos aporta de manera importante a la disminución del daño en la salud por enfermedades transmisibles en menores de 5 años y en la población general.

Pero, ¿cómo debe hacerse? El lavado de manos debe durar entre 40 y 60 segundos. Algunas recomendaciones para la correcta higiene son:

Lavarse las manos antes de preparar o comer alimentos y tocarse los ojos, la nariz o la boca. Después de ir al baño, jugar, tocar una mascota o coger un objeto sucio; toser, estornudar o sonarse la nariz y cambiar un pañal.

1. Mójese las manos con agua.

2. Deposite en la palma de la mano una cantidad de jabón suficiente para cubrir la superficie de las manos.

3. Frótese las palmas de las manos entre sí.

4. Frótese la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda, entrelazando los dedos y viceversa.

5. Frótese las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados.

6. Frótese el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos.

7. Frótese con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa.

8. Frótese la punta de los dedos de la mano derecha contra la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa.

9. Enjuáguese las manos con agua.

10. Séquese las manos con una toalla de un solo uso.

11. Utilice la toalla para cerrar el grifo.

En materia hospitalaria, el lavado de manos reduce la aparición de las Infecciones Asociadas a la Atención Sanitaria (IAAS), definidas como aquellas que afectan a un paciente durante el proceso de atención en una institución de salud. Incluye, además, las infecciones ocupacionales que pueden transmitirse entre el personal que trabaja en las instituciones de salud.    

 

JOHANN BENAVIDES TORRES              

publicidad