Siguenos en:
domingo, septiembre 25, 2016
Salud

La luminoterapia una manera de recibir la luz solar

lunes, septiembre 19, 2016 12:02
No en toda Colombia gozamos de la suficiente luz solar que nuestro cuerpo necesita.

Colombia es un país del trópico, eso para muchos significa que tenemos muchas horas de luz solar. Sin embargo, no en toda Colombia gozamos de la suficiente luz solar que nuestro cuerpo necesita.

Así lo afirma el médico Santiago Rojas: “En Bogotá, Nariño, Choco y en muchas ciudades de departamentos excepto la costa donde hay mucho sol, tenemos menos horas de sol de las que necesitamos para vivir bien”.

Y es que el sol, tomando las debidas precauciones, es vital para nuestro organismo y nuestro ánimo. En el día, por falta del sol, liberamos poca serotonina, que nos ayuda en tener buen ánimo, y dopamina que nos da disfrute.

Por el contrario, aumenta la melatonina. De ahí que nos de sueño en el día, seamos menos activos y hasta un poco depresivos. Además, al llegar la noche, no dormimos bien precisamente por la falta de buena luz en el día.

“No tener el sol, como ocurre en los países nórdicos, hace que haya depresión invernal desde octubre hasta enero. Afortunadamente, en Colombia en algunas zonas no se da, pero en esas zonas de Colombia que se da, nos da lo mismo, nos deprimimos, nos sentimos apáticos, no nos dan ganas de hacer coas, disminuye el deseo sexual, la capacidad intelectual, no somos capaces de funcionar ante la vida, nos falta sol” afirma el doctor Rojas.

Por eso se ha descrito una terapia desde los años 80 llamada luminoterapia, lámparas que suplen la cantidad de luz solar que necesitamos. De esta forma inhibimos la melatonina la hormona del sueño en el día y aumentamos la serotonina y viceversa.

Y más cuando en casa existen diferentes tipos de luz que aun en la noche nos afectan el sueño. “Se pueden usar unas gafas que se usan durante media hora al día, unas lámparas que se usan una hora o hay lámparas que se usan para amanecer o sea lo van a uno despertando como quien dice es un despertador solar” concluye Santiago Rojas.

XIMENA BEDOYA

publicidad