Siguenos en:
domingo, diciembre 11, 2016
Salud

En Colombia, cada 4 horas hay un suicidio consumado

martes, octubre 11, 2016 18:51
Las causas principales en los adultos son los síntomas de depresión o ansiedad prolongada por más de 15 días, sin causa específica. En los niños, cambios de comportamiento radicales.
Cada cuatro minutos hay un intento de suicidio. En algunos casos, las personas han perdido el objetivo de la vida arrastradas por el trabajo, por ejemplo.
Yahira Rossini Guzmán Sabogal, médica psiquiatra.

De acuerdo con Organización Mundial de la Salud (OMS), "una de cada cuatro personas sufrirá algún trastorno mental en algún momento de su vida".

Las causas podrían estar asociadas en algunos casos a «la ruptura de la familia, al fracaso laboral o escolar, o a la vida acelerada que llevamos», explica la jefe del área de Salud Mental de la Universidad de la Sabana, Yahira Rossini Guzmán Sabogal.

La alerta roja se enciende cuando una persona «además de sentirse triste, se le altera el patrón del sueño, registra pensamientos donde no hay esperanza en el futuro, deja de disfrutar de lo que antes hacía, o registra aumento o disminución del apetito durante más de 15 días seguidos».

Estos síntomas pueden llevar a trastornos como ansiedad generalizada, trastorno depresivo mayor, pánico o fobias, sostiene la psiquiatra consultada por CM&.

«En Colombia, intentan suicidarse más las mujeres, pero lo logran más los hombres», siendo esta la peor consecuencia que los trastornos mentales pueden traer sobre la vida de una persona, sostiene Guzmán.

De hecho, se calcula que en los últimos años Colombia ha registrado un aumento en los intentos de suicidio entre jóvenes y adolescentes entre 12 y 24 años de edad.

Sin embargo, los adultos entre 35 y 45 años son el grupo donde más casos de suicidio se registran.

Es importante aclarar que una persona puede sentirse triste por más de 15 días debido a la pérdida del empleo o de un familiar, y esto no se traduce precisamente en un trastorno mental porque hay una causa específica asociada.

Prevención e higiene mental

  • Comer bien.
  • Dormir por lo menos 6 horas.
  • Hacer ejercicio físico.
  • Practicar una actividad lúdica o recreativa.
  • Tener un buen amigo para hablar de los problemas.
  • Fortalecer la parte espiritual.

Son algunas de las principales recomendaciones que Guzmán les hace a sus pacientes.

«No se apeguen como garrapatas a las cosas, al trabajo, a la pareja, porque cuando eso va mal, o se va, se le cae a uno el mundo». En vez de eso «sean como pulpos», teniendo muchos brazos para sacar lo mejor de cada lado, recomienda la doctora Guzmán.

¿Cómo cultivar una buena salud mental en los niños?

Por su parte, Olga Albornoz, psiquiatra y expresidenta de la Asociación Colombiana de Psiquiatría Infantil, recomienda que los padres «no deben criar a sus hijos como emperadores porque de esos casos hay pocos en el mundo».

«Es el niño el que se debe adaptar al mundo, no el mundo al niño», señala.

Asimismo, dice que lo más importante es «fijar normas y límites» para criar a un futuro adulto que «sepa respetar y ser respetado», un sujeto adaptable, que se pueda integrar bien a la sociedad.

Destaca que los cuadros de depresión en los niños son muy diferentes al de los adultos, pero ambos casos requieren de atención médica profesional.

De acuerdo con la psiquiatra Guzmán, es importante estar atentos a «cambios radicales de comportamiento».

Ambas psiquiatras coinciden en que «es importante, a la vez, que el niño aprenda lo que significa la tolerancia al fracaso y que sus padres no esperen que sea el mejor en todo».

De acuerdo con Guzmán, los padres que sufren de depresión deben cuidar especialmente a sus hijos porque hay «un alto grado de heredabilidad».

El apoyo de una familia afectiva, la realización de actividades juntos al aire libre, el fortalecimiento espiritual, la desconexión entre el trabajo y la vida personal pueden ser algunos pequeños pasos para que estas y las próximas generaciones tengan una mejor salud mental.

JULIÁN TARAPUEZ

publicidad