Siguenos en:
viernes, diciembre 9, 2016
Salud

Depresión: ¿Se puede curar sin fármacos?

lunes, octubre 10, 2016 07:20
La pregunta es sí se puede curar la depresión sin fármacos, y la respuesta es sí. El tratamiento es conocido con el nombre de Estimulación Magnética Transcraneal Repetitiva y parece que ha llegado para quedarse. Actualmente se está utilizando con éxito en pacientes con depresiones resistentes.

La rTMS es una técnica que actúa estimulando directamente las partes del cerebro, asociadas con la regulación de los estados de ánimo. No es invasiva , no es dolorosa y tiene escasos efectos secundarios.

Se está utilizando para los pacientes con depresión crónica resistentes a los fármacos y para otras patologías en las que también se están consiguiendo logros, como el trastorno obsesivo compulsivo, la rehabilitación de pacientes con ictus, el dolor neuropático o las adicciones.

Resultados superiores al 50 por ciento

De acuerdo con el doctor Julio Prieto Montalvo, los resultados en pacientes con depresión crónica resistentes al tratamiento farmacológico son actualmente superiores al 50 por ciento.

Inicialmente los resultados eran peores porque se utilizaban protocolos inadecuados en cuanto al sitio de estimulación, la frecuencia, intensidad y número de estímulos.

El tratamiento dura entre cuatro y seis semanas. Se hace una estimulación diaria los cinco días continuados en sesiones de unos 40 minutos.

Si el paciente se recupera en 4/6 semanas no tiene que volver, pero en la depresión, advierte, hay que tener en cuenta que puede haber recaídas tras varios años de mejoría.

Si al cabo de dos /tres años el paciente cae de nuevo en depresión, se puede volver a repetir el tratamiento y vuelve a tener el mismo éxito, porque es un tratamiento que “no se agota”, al contrario de lo que sucede con el farmacológico, que va perdiendo su efectividad.

De hecho, y según el doctor Rubio, con un tratamiento farmacológico, si el paciente al cabo 2/3/5 años tiene un segundo periodo depresivo, el riesgo de volver a tener un nuevo episodio depresivo es del  40/50% .

(El perfil de un depresivo resistente es el de una mujer por encima de los 45 años, de extracto social medio y  suele haber antecedentes familiares de depresión, con lo que la carga genética es importante.)

Como funciona

El rTMS se aplica al paciente a través de una bobina que se pone sobre el cuero cabelludo y a través de la cual se le administra un estímulo magnético, que en el cerebro se transforma en estímulo eléctrico.

Con este estímulo se persigue o bien activar o bien inhibir determinadas áreas del cerebro, logrando que aquellos circuitos cerebrales que habían dejado de funcionar adecuadamente en el caso de la depresión o de otras patologías, normalicen sus funcionamiento.

En palabras del doctor Prieto Montalvo, lo que se está haciendo es “provocar una regeneración en el funcionamiento de sus circuitos cerebrales”.

 Uno de los beneficios de esta técnica, es la precisión que se logra en la región del cerebro que se desea estimular.

Otros de los beneficios de esta técnica, señala el doctor Quintero, son los resultados clínicos en pacientes especialmente complejos y resistentes al tratamiento farmacológico, lo que abre una ventana de oportunidad para otros pacientes con depresión.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra el Día Mundial sin Tabaco, una iniciativa destinada a recordar los grandes perjuicios que acarrea el tabaco para la sociedad en general y no sólo para los fumadores.

De acuerdo con los tres especialistas, hay evidencia científica de que esta técnica funciona también en rehabilitación del ictus, en dolor neuropático y con menor evidencia, hasta la fecha,  en el trastorno obsesivo compulsivo, el trastorno por déficit de atención o en las adicciones, donde  se está empezando a trabajar con ellos, aunque los resultados son irregulares, dependiendo del tipo de adicción:

En los trabajos que se han hecho con dependientes de la cocaína se están obteniendo mejores resultados que en el alcoholismo o el tabaquismo.

No obstante en el caso del tabaquismo se ha observado que ayuda al paciente a dejarlo porque quita la necesidad de buscar el cigarrillo, de seguir fumando, por lo que se favorece el abandono de este hábito.

La depresión

En las depresiones no hay factores solo biológicos, también hay factores que tienen que ver con la personalidad, otros relacionados con otras patologías médicas, y factores ambientales.

Y no es lo mismo, según el doctor Rubio, recuperar a una persona de clase media, y con estudios universitarios , que tiene facilidad para buscar apoyos sociales  que una persona que vive en la zona sur de cualquier ciudad europea, donde hay una precariedad de empleo y un entorno de dificultades familiares y con escaso apoyo sociofamiliar.

Además, en la actual sociedad occidental cada vez hay más depresiones, también porque “nuestra cultura favorece que ya desde la infancia se nos dota de pocas herramientas para afrontar los problemas.

Nuestros hijos a diferencia de nuestros padres, “antes de que nos pidan algo se lo damos, sin que hagan esfuerzos para obtenerlo”, y eso hace que de alguna manera “les estemos haciendo más vulnerables a situaciones adversas”.

Según Rubio, en el pasado era poco frecuente encontrar a jóvenes que acudiesen a las urgencias con tentativas de suicidio o con autolesiones, mientras  hoy es relativamente habitual.

En España se estima que hay un 10% de la población que puede padecer un episodio depresivo a lo largo de su vida, y de ellos aproximadamente la tercera parte vivirá de manera crónica las consecuencias de esta enfermedad, un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa, falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

La depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria. En su forma más grave, puede conducir al suicidio.

Si es leve, se puede tratar sin necesidad de medicamentos, pero cuando tiene carácter moderado o grave se pueden  necesitar antidepresivos y psicoterapia profesional. Recursos como la rTMS impulsada por Neuroteknika y hoy disponible en la Unidad de Neuromodulación del Hospital Nuestra Señora de América, ofrecen nuevas oportunidades de tratamiento a estos pacientes.

 

EFE

 

publicidad