Siguenos en:
sábado, octubre 1, 2016
Salud

Al hueso también le da cáncer y no es metástasis

lunes, septiembre 12, 2016 13:32

Nuestro aparato óseo no es una estructura inerte, diariamente se forma hueso nuevo y se desintegra el viejo. Durante este proceso el tejido no es ajeno a la formación de tumores benignos o malignos.

“Suena paradójico pero sí existe cáncer de hueso, desafortunadamente es muy maligno, son tumores que necesitan tratamiento muy intenso. La otra situación desafortunada es que en la época de crecimiento longitudinal de los niños y su transición a la adolescencia hay tanta fabricación real de tejido óseo para cumplir con esa meta de crecimiento que es en esa etapa cuando más se presentan los tumores óseos malignos” afirma Camilo Soto,  ortopedista oncológico del Instituto Nacional de Cancerología y de la Fundación Santa Fe de Bogotá.

Se debe aclarar que hay dos divisiones categóricas: la primera es el tumor primario que crece dentro del hueso y que se presentan en niños y adolescentes con  fémur, tibia o el humero largos. La otra es el tumor secundario metastásico, el resultado de un cáncer a distancia, como el de seno o próstata. Este último se da en huesos de diferente características estructurales, cortos, vertebras y pelvis.

Es así como en el cáncer de hueso primario los síntomas son claros aunque traicioneros. “Si un niño se despierta en medio de un sueño con dolor esquelético, inmediatamente tiene que pensar mal, puede ser un tumor maligno o infección. El otro síntoma alarmante es la cojera sin una relación directa con un trauma” dice el especialista.

Al detectar que es un cáncer se debe iniciar tratamiento con quimioterapia para reducir el tumor y operar, la cirugía es la más importante para salvar la extremidad. “En Colombia tenemos todos los métodos universales de reconstrucción (injertos de banco de tejidos, prótesis oncológicas, la combinación de prótesis e injerto de banco) al alcance de todos los ortopedistas”, señala Soto.

Un cáncer que aunque no es muy frecuente, comparado con otros, es un mal que no hay que desconocer.

REDACCIÓN SALUD

publicidad