Siguenos en:
viernes, septiembre 30, 2016
Proceso de Paz con las Farc

¿Qué se acordó con las Farc en participación política?

domingo, septiembre 18, 2016 10:20
¿Cómo lograr que las Farc hagan política sin hacer uso de la violencia? CM& le explica qué se acordó en La Habana sobre este tema.

La agenda de los diálogos entre Gobierno y Farc incluyó también la participación política, a continuación le explicamos qué fue lo acordado en este aspecto.

¿Por qué a las Farc les interesa la política?

La guerrilla nació en los años 60 como una respuesta de izquierda a un gobierno de derecha. Desde sus inicios, lo que llevó a las Farc a empuñar las armas fue un tema político y, precisamente por eso,  todo el proceso de paz se creó con el único fin de lograr que la guerrilla de las Farc, que es un movimiento armado con objetivos políticos, deje de usar la violencia como instrumento para tratar de conseguir sus metas.

¿Para qué incluir la política en los acuerdos de La Habana?

Si se parte de la base de que a las Farc lo que les interesa es hacer política de izquierda, pero han hecho proselitismo armado durante más de medio siglo, lo que se negoció con ellos fue una manera de darles un espacio en el debate público, pero con garantías para que puedan confrontar al Gobierno, como siempre lo han hecho, sin necesidad de usar la violencia. Para eso, tienen que entregar todas sus armas, dejar de combatir a las Fuerzas Militares y promover un debate a través de ideas, como el que se da en los distintos escenarios del poder público, especialmente en el legislativo.

¿Por qué hay que darles garantías?

No se puede olvidar que cuando el M-19, otra guerrilla de izquierda, decidió dejar las armas para hacer política a finales de los 80; sus miembros fueron sistemáticamente asesinados. Bajo este contexto, era lógico que lo mínimo que pedían las Farc era el derecho a hacer política, pero con las garantías necesarias para no terminar como sus antecesores.

Estas fueron las premisas que dieron origen al punto número dos de la agenda de negociaciones. Participación política: apertura democrática para construir la paz.

Entonces, ¿cuáles son las garantías que se les van a otorgar a las Farc en materia política?

Esto se podría resumir en: diez curules en el Congreso para garantizarles un espacio en la política nacional, acceso a medios de comunicación para poder difundir sus ideas, un estatuto que proteja a quienes hagan oposición y un sistema de seguridad diseñado para proteger a quienes hagan política.

¿Cómo van a funcionar las curules de las Farc?

Tras la desmovilización, las Farc crearán un partido político, y a ese partido se le garantizarán diez escaños directos en el Congreso, cinco en la Cámara y cinco en el Senado, por dos periodos, es decir, por ocho años: 2018-2022 y 2022-2026. Con la firma del acuerdo, las Farc tendrán seis voceros en el Congreso actual, tres en cada corporación. Estos voceros podrán participar en todos los debates como cualquier congresista, pero no podrán votar ningún tipo de iniciativa.

¿Hay que votar por ellos para que salgan elegidos?

Sí y no. Sí, porque el partido de las Farc tendrá que proponer una lista para las elecciones como todos los demás, y los colombianos podrán votar por un candidato de esa lista o por el candidato del partido que cada quien prefiera. Sin embargo, así su votación sea muy baja, los primeros cinco de cada lista entrarán al Congreso. Este partido no tendrá requisito de umbral de votación por dos elecciones.

¿Y después del 2026?

El partido de las Farc perderá todos sus privilegios y deberá cumplir con todos los requisitos establecidos en la ley, incluido el umbral mínimo de votación para que se le reconozca su personería jurídica.

¿Es cierto que además de esas 10, se les van a dar otras 16 curules a las Farc?

No. Esas 16 curules adicionales en la Cámara de Representantes se destinarán para las denominadas ‘circunscripciones especiales de paz’, es decir, para representantes políticos provenientes de las zonas más afectadas por el conflicto armado, pero no para el partido de las Farc. Además, esas 16 curules se van a crear adicionales a las que ya existen en la Cámara.

¿A qué medios de comunicación se les va a dar acceso?

El acuerdo promete la creación de un canal de televisión exclusivo para todos los partidos, así como la promoción de las emisoras comunitarias. Adicionalmente, se promete una mejor distribución de los recursos públicos destinados a las organizaciones políticas, para que el acceso a los dineros sea más equitativo.

¿Qué es el estatuto de la oposición?

Es un reglamento que establece los derechos y deberes de aquellos ciudadanos y organizaciones que se declaren en oposición al Gobierno. No solo al de Santos, sino a cualquiera en el futuro. De la misma forma, establece cuáles son los procedimientos a seguir en caso de que sus derechos estén siendo violados.

¿Cómo se va a crear?

El acuerdo establece que el Gobierno debe tramitar este estatuto como un proyecto de ley en el Congreso. No obstante, este texto deberá seguir las recomendaciones de una comisión conformada por todos los partidos políticos reconocidos actualmente, los movimientos ‘Marcha Patriótica’ y ‘Congreso de los Pueblos’, dos expertos designados por las Farc y la participación especial de las mujeres y la academia.

¿Qué se acordó para la seguridad del partido de las Farc?

Para garantizar la seguridad de los sujetos políticos, especialmente de aquellos miembros del partido que surja de la desmovilización de las Farc, en el acuerdo el gobierno se compromete a crear un Sistema Integral de Seguridad para el Ejercicio de la Política, que promueva una cultura de respeto, tolerancia y no estigmatización a la diferencia.

¿En qué consiste este sistema?

Este sistema consiste, entre otras cosas, en hacer más severas las penas impuestas a quienes cometan delitos contra políticos, líderes de movimientos sociales o defensores de derechos humanos y, en general, en proteger a estas personas y sus actividades, como el derecho a protestar, por ejemplo.

Para garantizarlo, también se acordó la creación de una instancia de alto nivel que vele por la implementación y cumplimiento de este sistema.

¿Hay algo más aparte de lo que ya se dijo en este punto del acuerdo?

Una cosa más, de nada sirve hacer política en una democracia si no existe una ciudadanía que participe en ella. Por eso, el acuerdo también contempla una nueva ley que promueva la participación ciudadana en la política nacional.

Una democracia participativa no solo permite que todos sean elegidos sino le confiere el derecho a todos a elegir, por lo que el acuerdo promueve campañas de cedulación masiva y permitir que las elecciones lleguen a los lugares más apartados de todo el territorio nacional.

Finalmente, promueve los espacios para que los ciudadanos ejerzan una mayor veeduría a los partidos y contribuyan a luchar contra delitos como la corrupción. Asimismo, se promueve crear un consejo para la reconciliación y una cátedra de cultura política y paz.

REDACCIÓN INTERNET

publicidad