Siguenos en:
domingo, julio 23, 2017
Pregunta Yamid

‘Hay desconfianza pero debemos valorar lo que están haciendo las Farc’

jueves, junio 29, 2017 19:20
El funcionario recalcó que el Estado no permitirá que dicha guerrilla guarde armas.

El general en retiro Óscar Naranjo, vicepresidente de la República, ha tenido una larga carrera en la institucionalidad nacional: en 1976 empezó en la escuela de cadetes de la Policía Nacional y durante 36 años estuvo al servicio del país, cinco de esos como director general de esta institución.

Desde hace tres meses se posesionó en el segundo cargo más importante del Estado, remplazando en la Vicepresidencia a Germán Vargas Lleras, y se espera que esté allí hasta el último día del segundo gobierno de Juan Manuel Santos.

Su paso por «Pregunta Yamid» se produce poco después de lo que califica como “un día histórico: el 27 de junio de 2017, que deberemos recordar los colombianos como el día en que acabaron más de 53 años del conflicto armado” que produjo 220.000 muertes fatales y ocho millones de víctimas.

En cuanto a la discordia que hay frente al proceso de paz con las Farc en ciertos sectores a lo largo y ancho de Colombia, Naranjo cree que la parte urbana del país “está rabioso y enfurecido en un debate estéril (…) pero en las regiones donde se vivió el conflicto armado, los ciudadanos son otros, están llenos de esperanza y empiezan a perderle el miedo a la guerra”.

En cuanto a la polémica entrega de armas de este grupo, señaló que en la guerrilla saben “que es un gran error –que francamente creo que no lo van a cometer- guardar armas y pensar que pueden combinar los fusiles con la política” y destacó que “el país debe tener certeza de algo: no hay y no habrá una paz armada en Colombia, no permitiremos esa situación”.

“Hay 53 años de desconfianza hacia las Farc, eso es comprensible, pero hoy estamos obligados a valorar lo que están haciendo”, que es entregar las armas a la ONU y decir que “su única arma será la palabra”, añadió.

Asimismo se refirió a la posibilidad de que los excombatientes sean elegidos para cargos públicos subrayando “que es lo mínimo que se puede hacer para acabar un conflicto de 53 años”.

Tras su paso por la Vicepresidencia, el general Naranjo espera ser recordado como “un servidor público, un colombiano cercano y sensible que adora la institucionalidad y que, particularmente tiene por los colombianos que más sufren un sentimiento realmente amoroso, así suene cursi”.

publicidad