Siguenos en:
domingo, septiembre 25, 2016
Política

Minoritario sector del Ejército está conspirando contra el proceso de paz: abogado de las Farc

viernes, septiembre 23, 2016 06:30
El asesor jurídico de la guerrilla indicó que las disidencias no provienen de la cúpula militar del Ejército.

Enrique Santiago, el abogado de las Farc, aseguró que el Ejército es grande y existe un riesgo de disensión. Asimismo, resaltó que en, en los últimos días, en el Urabá y en Chocó ha habido un “despliegue de grupos paramilitares con toda tranquilidad sin intervención alguna del Ejército”.

En entrevista con el periódico español, El Mundo, el jurista señaló que hay un sector del Ejército “por fortuna muy minoritario, que está conspirando contra el proceso de paz y coordinándose con grupos 'paras' para intentar reproducir lo que ocurrió con la Unión Patriótica”

Santiago considera que en los proceso de paz “siempre existe el riesgo de que entre el 10% y el 20% se convierta en fuerzas disidentes”, no obstante, señala que las Farc son una fuerza “muy cohesionada” por lo que no se presentará esa problemática.

“Hubo un problema con parte del Frente Primero (conocido como 'Armando Ríos', opera al sur del país, en una zona de fuerte implantación de cultivos ilícitos y minería ilegal; podrían tener entre 200 y 400 miembros). Lo atajaron internamente y de forma eficaz: cambiando a los mandos y expulsando a aquellos que se manifestaron en contra de las conversaciones”.

El abogado también señala que los puntos más complejos de la negociación fueron “los de justicia y de garantías de seguridad. El primero se prolongó durante 20 meses y el segundo incluyó hasta 47 borradores entre ambas partes en una discusión de ocho meses”.

De igual forma, expone que el acuerdo en el que más cedieron las Farc fue en la reforma rural. “Lo acordado es importante, pero no es todo lo que se necesita para acabar con las desigualdades entre el campo y la ciudad”.

Por su parte, según el jurista, el Gobierno “quería que la justicia sólo se aplicara a los guerrilleros, dejando fuera no ya sólo a los agentes del Estado sino a civiles que han participado en el conflicto. Tenía inicialmente un modelo muy diferente al que se ha firmado”.

REDACCIÓN INTERNET

publicidad