Siguenos en:
viernes, agosto 18, 2017
Política

'Lo que ha hecho Vargas Lleras es guardar silencio sobre la paz': De la Calle

lunes, julio 31, 2017 06:30

“La paz debe tener un candidato presidencial apoyado por una coalición, y eso debe ocurrir antes de la primera vuelta”. Esa es la posición clara de Humberto de la Calle cuando se le pregunta quién debería ser el candidato que garantice la continuidad del proceso de paz que abrió el presidente Juan Manuel Santos. 

Los congresistas de 'la U' que se reunieron esta semana con él esperaban el tradicional guiño del jefe del Estado sobre a quién debería respaldar el partido de gobierno para sucederlo en la Presidencia de la República. “A quien garantice la continuidad de los programas de paz”, indicó el Presidente, según testimonios de los propios parlamentarios. No mencionó nombres. 

Con esa afirmación coincide íntegramente quien condujo en La Habana las negociaciones con la guerrilla de las Farc: Humberto de la Calle, quien no oculta su desaliento ante el silencio que ha guardado el exvicepresidente Germán Vargas Lleras. 

De la Calle, mencionado como eventual candidato presidencial del liberalismo, prefiere referirse a la necesidad de un candidato de una gran coalición que garantice la paz. Por primera vez, el exvicepresidente critica a Vargas Lleras, de quien dice que “está a una distancia enorme de la paz”. 

¿Cree que el Centro Democrático desconocerá los acuerdos de paz si gana la Presidencia de la República?

No solo lo creo, sino que ha sido explícito y voy a citar las dos frases que ha usado el Centro Democrático. Primero, la más dura, que “volverá trizas el maldito acuerdo”, lo cito entre comillas. La más suave es que hará “unos correctivos”, pero los correctivos son el corazón del acuerdo: la participación en política de una guerrilla que deja las armas y su rechazo a la Jurisdicción Especial para la Paz. Esas posturas del Centro Democrático arriesgan el cumplimiento de los acuerdos, lo que genera opciones de nueva violencia. Desarmar un grupo rebelde y luego incumplir origina, como ha ocurrido, consecuencias inenarrables. 

En consecuencia, ¿el próximo presidente de la República, sea quien sea, tiene que ser una garantía del cumplimiento de los acuerdos de paz? 

Sí, y yo creo que este es un tema crucial para Colombia, no solo por lo que significa haber desarmado al grupo guerrillero militarmente más poderoso y más antiguo del hemisferio occidental, sino porque hay un elemento ético fundamental: la palabra empeñada del Estado. Cualquier acto en contra de esto es un acto de perfidia, porque equivaldría a un Estado que no honra la palabra. Los pactos son para cumplirlos. 

¿Acto de perfidia en qué sentido? 

Usted no puede desarmar una guerrilla, firmando un acuerdo, y después decir que lo va a revisar. Tan sencillo como eso. 

Pero, en esencia, ¿quién garantiza el cumplimiento de los acuerdos de paz?

En Colombia hay dos tendencias: la de quienes creemos que el acuerdo es histórico y terminó un conflicto de medio siglo, el más atroz del hemisferio, que dejó ocho millones de víctimas. Más allá de eso, se abre la posibilidad de que los colombianos nos ocupemos de los temas fundamentales que hoy nos preocupan: la seguridad, el empleo, la salud, y no estar pensando todos los días en la guerra. 

¿Y cuál es, en su opinión, la otra tendencia?

La de quienes consideran que se debe revisar el acuerdo y destruir lo logrado. 

 

YAMID AMAT

LEA LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ

publicidad