Siguenos en:
domingo, marzo 26, 2017
Política y Justicia

Corte Constitucional determina que la violencia económica es una causal de separación

miércoles, marzo 16, 2016 22:03
Esta violencia es difícil de percibir, dice la Corte." el hombre utiliza su poder económico para controlar las decisiones y proyecto de vida de su pareja. Es una forma de violencia donde el abusador controla todo lo que ingresa al patrimonio común, sin importarle quién lo haya ganado. Manipula el dinero, dirige y normalmente en él radica la titularidad de todos los bienes", indica el alto tribunal".

La Corte Constitucional determinó que la violencia económica es una causal de separación y ordenó que se le conceda cuota de alimentos a una mujer que fue maltratada por su esposo. El alto tribunal aseguró que la dependencia económica sirvió como mecanismo de dominación para hacerle daño a la víctima. 

Además de la violencia física y sicológica, la Corte Constitucional acaba de agregarle una tercera causal de separación matrimonial: la violencia económica. 

Y continúa: "los efectos de esta clase violencia se manifiestan cuando existen rupturas de relación, pues es ahí cuando la mujer exige sus derechos económicos. Es cuando la mujer compra su libertad compra su libertad” para evitar pleitos",dice. 

La Corte Constitucional protegió los derechos de una mujer que fue sometida por su esposo a maltrato físico, sicológico y económico.

En la primera citación ante la comisaría de familia, el hombre “dejó de pagar la administración del edificio, la dejó sin gas, sin luz, sin agua, sin teléfono y se llevó cinco carros que habían en la casa, al tiempo que rompió las chapas de toda la casa, sacó las cosas del clóset, se llevó los cuadros”, cita la corte.

En una decisión con ponencia del magistrado Luis Ernesto Vargas, la Corte emite un regaño a las autoridades judiciales y ordena que apliquen la inmediatez para proceder en procesos de separación. También ordena que se le pague cuota de alimentos.

El alto tribunal aseguró que la dependencia económica sirvió como mecanismo de dominación para hacerle daño a la víctima. 

JOHANNA ÁLVAREZ

publicidad