Siguenos en:
martes, marzo 28, 2017
Política y Justicia

Corte Constitucional admite revisar demanda contra ley Zidres

jueves, abril 14, 2016 07:58
foto tomada de : www.corteconstitucional.gov.co
La Corte deberá decidir si la ley transforma de manera decisiva el régimen constitucional de baldíos introduciendo medidas regresivas en torno a la garantía del derecho a la territorialidad campesina.

La Corte Constitucional ha accedido a revisar la demanda presentada por tres congresistas del Polo Democrático contra la denominada Ley de Zonas de Interés de Desarrollo Rural Económico y Social (Zidres), el magistrado Luis Ernesto Vargas será el encargado de determinar su validez constitucional.

Dicha ley, sancionada por el presidente Santos a principios de este año, es según sus proponentes una iniciativa para designar zonas especiales que tendrán que estar ubicadas en regiones del país aisladas de centros urbanos, que carezcan de infraestructura, y que en general requieran de grandes inversiones para su desarrollo

Dichas zonas se podrían figurar en cualquier tipo de propiedad: baldíos, propiedad privada, etc. El ejecutor de la Zidres podría comprar, arrendar, asociarse, entre otros, hasta completar el área que requiera para su proyecto, es decir, no hay límites como la Unidad Agrícola Familiar (UAF)

El proyecto de ley plantea que grandes, medianos y pequeños productores podrán proponer y participar de los proyectos productivos en las Zidres, pero el tipo de asociación es justamente lo que ha generado dudas.

Las Zidres venían  siendo contempladas desde el proyecto de ley 133, que fue retirado por el Gobierno hace cerca de un año, y que había sido calificado por la oposición como una ‘contrarreforma agraria’, por supuestamente legalizar la acumulación irregular de tierras adjudicadas como baldíos.

Los demandantes fueron los congresistas del Polo Democrático Iván Cepeda Castro, Alirio Uribe Muñoz y Alberto Castilla Salazar, quienes presentaron los siguientes alegatos

-              Va en contra vía del derecho disponer la entrega de bienes baldíos de la nación a personas indeterminadas para el desarrollo de proyectos dentro de las denominadas zonas Zidres, permitiendo la acumulación de tierras originalmente adjudicadas como baldíos, autorizando con ello la profundización del latifundio y de la concentración de la tierra.

-              Se daría una violación al patrimonio público, al considerar que la aplicación de medidas relacionadas con la escisión de la propiedad que serán aplicadas incluso a los bienes baldíos, podría causar un daño patrimonial en bienes fiscales.

-              Se daría una violación al derecho a la propiedad privada al vulnerarse el núcleo esencial de este derecho a los propietarios de bienes que se encuentren dentro de las zonas Zidres, quienes están obligados a asociarse o a entregar su propiedad para el desarrollo del proyecto que se vaya a desarrollar, ya sea a través de la tradición del dominio o de la entrega del uso y goce de sus predios.

-              Violaría la disposición  en el artículo 58 de la ley 160/94, al permitir que tierra originalmente adjudicada como baldía pueda ser finalmente acumulada más allá del límite de la UAF.

Por último, frente a la reserva legal en materia de baldíos se relacionan una serie de aspectos que resultan fundamentales en las normas demandas relacionadas su disposición, los cuales fueron dejados a reglamentación por parte del Gobierno Nacional.

La Corte pidió los conceptos del Presidente de la República y del Procurador; al igual que los respectivos presidentes del Congreso y el DNP, los ministros de Interior, Justicia, Agricultura y Hacienda. 

También pidió los de varias universidades, de la Academia Colombiana de Jurisprudencia, de la Defensoría del Pueblo, del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (Dejusticia), de la Superintendencia de Notariado y Registro; Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), Proceso de Comunidades Negras (PCN), Asociación Nacional de Usuarios Campesinos, Asociación Nacional de Empresarios de Colombia - ANDI y la Sociedad de Agricultores de Colombia - SAC.

REDACCIÓN INTERNET

 

publicidad