Siguenos en:
miércoles, diciembre 7, 2016
Nacional

87 municipios en riesgo de ocupación por otros grupos ilegales

viernes, noviembre 18, 2016 21:29

La Fundación Paz y Reconciliación en su informe señala que de los 1122 municipios que tiene Colombia en 281 hay una presencia importante de la guerrilla de las Farc y del ELN pero destaca que particularmente en el caso de las Farc desde septiembre cuando se realizó su conferencia guerrillera comenzaron a moverse hacia unas zonas de pre concentración dejando territorios vacíos.

Municipios en Nariño, Putumayo, Caquetá, Vichada, Guaviare, Norte de Santander, entre otros tienen el mayor riesgo de expansión de otros grupos según Ariel Ávila. 

“Lo que más preocupa en este caso es que en algunas zonas sobre todo en el bajo cauca antioqueño como en Bagre, Briceño, Segovia, San Andrés de Cuerquia a medida que las Farc se han ido de su territorio han llegado el ‘Clan Úsuga’ en los departamentos de Chocó, Cauca y Nariño incursionado del ELN y en algunas zonas de Tumaco nació un nuevo grupo que se llama “nuevo orden” y que ya hecho reuniones dos veces con las comunidades y qué ha comenzado extorsionar”.

Dijo además que esta advertencia la había hecho hace un año.

“Así las cosas de 281 municipios 87 están en un nivel extremo de riesgo porque ya tienen presencia de otros grupos o de otros grupos de economías ilegales, cultivos de coca, minería ilegal y es muy factible que van a llegar otros grupos a administrar esos negocios y los corredores más afectados en la costa pacífica colombiana desde el municipio de Tumaco hasta Riosucio, Putumayo, Caquetá, Guaviare, Vichada y el corredor que va entre la frontera de Panamá y la frontera de Venezuela en el Catatumbo”.

“En el caso de Tumaco hay personas que están en la cárcel, algunos militantes que trabajaron con las Farc, narcotraficantes que trabajan en la región y algunos rastrojos que están en la zona y se agruparon un grupo que ahora se llama el nuevo orden es muy pequeño y fácilmente compatible por la Fuerza Pública”, añadió.

Para Ariel Ávila, investigador, el gran problema de esto es que después de los resultados del plebiscito donde  ganó el no el pasado 2 de octubre hubo un limbo jurídico y político y esto ha sido aprovechado por estos grupos ilegales.

FRANCY SEPÚLVEDA

publicidad