Siguenos en:
domingo, agosto 20, 2017
Nacional

Monstruoso robo de hidrocarburos con válvulas ilícitas

jueves, junio 8, 2017 20:27

El oleoducto Caño Limón-Coveñas, es la estructura petrolera más afectada con el hurto de hidrocarburos y con atentados terroristas en el país. CM& entró en las selvas de la región del Catatumbo para conocer de cerca la problemática y saber por qué va en crecimiento ese fenómeno.

En el país hay 8 oleoductos, el más importante de ellos es Caño Limón Coveñas, que atraviesa Arauca, Boyacá, Norte de Santander, Cesar, Bolívar, Sucre y que transporta al día el 90 % del crudo que exporta el país. Sin embargo, solo ese oleoducto pierde al día 1.300 barriles de hidrocarburos por cuenta de las válvulas ilícitas que instalan organizaciones criminales para robarse el producto, lo cual, deja pérdidas anuales de 66.430’000.000 millones de pesos.

El incremento de cultivos ilícitos es proporcional al incremento de hurto de hidrocarburos porque a través de la instalación de válvulas ilícitas los delincuentes llevan el crudo a unas refinerías ilegales, lo procesan y lo convierten en una sustancia que denominan “pate grillo”, que es necesaria para el procesamiento de la hoja de coca.

CM& conoció que en los últimos 17 años este fenómeno ha dejado cerca de 1.000 víctimas. Ya que los delincuentes instalan minas antipersonas en la zona para evitar que las autoridades o los funcionarios de Ecopetrol lleguen a quitar las válvulas ilícitas por las que sacan el crudo.

Según autoridades ambientales, más allá de los impactos económicos el hurto de hidrocarburos genera una grave afectación ambiental, pues las organizaciones criminales sólo utilizan el 38 % del producto y el 62 % restante es desechado en ríos y zonas verdes.

Según investigadores del caso, solo el oleoducto Caño Limón Coveñas ha sufrido en sus 30 años de existencia 1.300 atentados terroristas.

Los atentados contra la infraestructura de transporte de Ecopetrol han ocasionado el derrame de más de 4 millones de barriles de hidrocarburos.

SYLVIA CHARRY

publicidad