Siguenos en:
lunes, agosto 21, 2017
Nacional

‘Mientras existan esas áreas de cultivos de coca la paz no va a ser posible’ Rafael Pardo

lunes, marzo 13, 2017 13:10
El Alto Comisionado para el Posconflicto se pronunció en Viena bajo el discurso denominado: ‘El posconflicto en Colombia y las estrategias para abordar los cultivos ilícitos’.
5 departamentos del país concentran el 81 por ciento del cultivo de hoja de coca
Rafael Pardo

El Alto Consejero para el posconflicto, Derechos Humanos y Seguridad, Rafael Pardo, indicó durante el 60º Período de Sesiones de la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas, que reducir el área sembrada de coca es fundamental para la sostenibilidad de la paz.

En el evento que se lleva a cabo en la capital de Austria, Pardo agregó que “tanto el Gobierno de Colombia como las Farc, entienden que mientras exista esa área de cultivos de coca, la paz no va a ser sostenible”.

El argumento es que mientras exista una mata de coca o un arbusto alguien va a comprar las hojas, alguien va a procesar la cocaína “y ese alguien es parte de un grupo armado, de un grupo ilegal o de una mafia. Por eso reducir el área de coca es fundamental”, sostuvo.

Asimismo precisó que la cifra otorgada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, de que el área de producción de coca en Colombia muestra un gran aumento entre el 2014 y el año 2015, equivale a un aumento del 40 por ciento.

El Alto Consejero también mencionó durante su intervención que la política para este año es reducir o afectar 100 mil hectáreas mediante la cooperación de las Farc y la erradicación forzosa.

"La prioridad es buscar acuerdos de sustitución con organizaciones campesinas. Cuando los acuerdos, o no se logran o no funcionan o se incumplen, se entra en el proceso de erradicación forzada”, puntualizó.

Pardo concluyó que "Colombia puede, si aprovecha esta inmensa ventana de oportunidad, reducir sustancialmente los cultivos de coca”. Porque la política actual no es de contención sino de reducción, “por eso lo llamamos la batalla final contra los cultivos de coca”, agregó.

 

 

 

 

publicidad