Siguenos en:
viernes, marzo 24, 2017
Nacional

La Nación se salva de pagar $23.900 millones a concesionario por obras en Antioquia

lunes, marzo 13, 2017 07:45
La Corporación Judicial estableció que el INCO (ANI) no podía hacerse responsable de un presunto daño a una empresa constructora por inconsistencias en la firma del contrato.

La sección tercera del Consejo de Estado, negó la aprobación del acuerdo conciliatorio celebrado entre la Agencia Nacional de Infraestructura ANI, y Davimed S.A. por 23.900 millones de pesos por el supuesto incumplimiento de un compromiso de pago por una obra de infraestructura de los juegos Suramericanos Medellín 2010.

En 1996, el Instituto Nacional de Concesiones INCO, hoy conocido como la ANI, le había entregado un contrato de concesión a Devime para el desarrollo de proyectos viales en Antioquia.

En 2009, el municipio de Rionegro solicitó el concurso de la Nación para la construcción de la doble calzada vía San Juan de Dios por lo que le pidió al Ministerio de Transporte realizar un CONPES para disponer de los recursos  y celebró un convenio interadministrativo con el INCO en procura de la financiación de la obra, que pretendía que le fuera adjudicada a la sociedad demandante.

El municipio le pidió al INCO que incluyera el proyecto en la consecución mantenida desde 1996 con Davimed y esta presentó propuestas e inició la construcción sin que mediara la firma de la adición al contrato.

Al no recibir remuneración Davimed interpuso una demanda ante el tribunal administrativo de Antioquia que concedió la reparación y para evitar una segunda instancia, las partes habían fijado un acuerdo conciliatorio que examinó la sección tercera del Consejo de Estado.

El Tribunal Administrativo de Antioquia le había impuesto a la ANI en el 2014 una condena de 21.200 millones de pesos, lo que evidencia que la conciliación superaba en más de 2.000 millones de pesos el valor de la condena.

Tras revisar la inconsistencias del acuerdo, la Sala estableció que el INCO (ANI) no podía hacerse responsable del presunto daño al concesionario por lo cual decidió no aprobar el acuerdo conciliatorio por 23.900 millones de pesos.

 

CAROLINA TAMAYO HERNÁNDEZ 

publicidad