Siguenos en:
viernes, julio 28, 2017
Nacional

Ejército ofrece disculpas públicas por asesinato de 10 policías y un civil hace 10 años en Jamundí

lunes, julio 10, 2017 16:39

Margarita Gómez es la viuda del subintendente Carlos Alberto Murillo, uno de los 10 policías de la Dijín asesinados el 22 de mayo del 2006, a manos de un batallón del ejército. Hoy recibió las disculpas públicas por parte del comandante de la Tercera División, con una ofrenda floral, al lado del monumento de los Héroes Caídos. Los militares pidieron perdón por la masacre.

No obstante para ella  el daño causado es irreparable.

“La justicia en Colombia es muy corta, el daño para mí por ejemplo ha sido irreparable, mis hijos han tenido que criarse y vivir sin un papa”, señaló Margarita Gómez, esposa del subintendente.

Aseguran los familiares de las víctimas de la masacre, que hasta el momento la reparación por parte del Estado no se ha concretado.

“Ya se hizo todo el procedimiento judicial pero estamos a la espera de que se pague”, dijo Margarita Gómez.

Esta es la segunda vez que el Ejército pide disculpas por la masacre de Jamundí, hace pocos meses se había realizado un acto simbólico al interior de un edificio en el centro de la ciudad, pero los familiares de las víctimas apelaron y pidieron un nuevo evento público en el cantón militar.

“Hoy en un acto simbólico damos las excusas públicas de esta situación. Hay errores que se presentan y esto fue un error, por eso estamos pidiendo disculpas”, afirmó el general Luis Fernando Rojas, comandante de la Tercera División del Ejército.

La masacre de Jamundí se registró el 22 de mayo de 2006 cuando un grupo de 10 policías de la Dijín y un civil, llegaron hasta una finca en zona rural de ese municipio a realizar un allanamiento en una vivienda de un narcotraficante. Los hombres fueron atacados por soldados adscritos al Batallón de Alta Montaña No. 3 del Ejército.

Inicialmente se manejó la hipótesis de un error por parte de los militares, pero después se logró establecer que el grupo estaba al servicio del narcotráfico. Por este caso el coronel Bayron Carvajal, comandante del Batallón fue condenado a 29 años de prisión, tras encontrarlo culpable del ataque.

 

 

 

publicidad