Siguenos en:
jueves, marzo 23, 2017
Nacional

‘Crisis humanitaria que se vive en La Guajira, no tiene espera’: Corte Constitucional

martes, noviembre 8, 2016 19:12
Fuertes críticas hizo la Corte Constitucional al Estado por la situación actual de escasez de agua que se está presentando en el departamento de la Guajira.

Indicó la Corporación Judicial que tras varias visitas hechas a esa región se pudo determinar que la situación de abastecimiento de agua “es crítica”.

Señaló que  no existe una garantía mínima por parte del Estado del derecho fundamental al agua, “toda vez que no hay políticas claras que den una verdadera solución a esta problemática, generando un aumento en los índices de pobreza, desnutrición, enfermedades catastróficas, imposibilidad de desarrollo e insatisfacción de mínimas necesidades básicas”.

El pronunciamiento se hizo al rechazar la nulidad que presentaron tanto el Ministerio de Vivienda como la empresa Cerrejón, contra el fallo en el que la Corte les ordenó adoptar medidas adecuadas y necesarias para diseñar “un plan definitivo que asegurara a todas las comunidades indígenas y tribales que habitan en el Sur del Departamento de la Guajira, el acceso, la calidad y la disponibilidad del servicio público esencial de agua potable”.

Esto dado a una tutela que presentó la Comunidad de Negros Afrodescendientes de los corregimientos de Patilla y Chancleta del municipio de  Barrancas, la Guajira, en la que se argumentó que “desde hace más de 30 años, el complejo carbonífero del Cerrejón ha explotado el mineral de carbón a cielo abierto en las inmediaciones de sus territorios”, lo cual ha ocasionado problemas al al ambiente sano, a la vida, la salud y al agua potable.

El Alto Tribunal recordó que dicho plan deberá ejecutarse en el término máximo de dos (2) años, establecer fechas y plazos específicos y precisos que permitan a las comunidades indígenas y tribales, hacer un seguimiento del desarrollo del plan; diseñar mecanismos de control y evaluación, que permitieran dar cuenta del avance del mismo y sus grados de cumplimiento, y prever un porcentaje adicional de agua que garantizara el desarrollo de procesos productivos y ayudara a los miembros de los pueblos interesados a eliminar las diferencias socioeconómicas que puedan existir entre los miembros indígenas y los demás miembros de la comunidad nacional, de una manera compatible con sus aspiraciones, identidad y formas de vida.

Indicó la Corte que al no disponer de este servicio esencial, “se impide el desarrollo normal de la vida familiar y de trabajo de esta población en los lugares donde se ha realizado el reasentamiento ocasionado por la explotación carbonífera en los corregimientos de Patilla y Chancleta del municipio de Barrancas, Guajira”. 

“Dentro del proceso de traslado y reubicación las empresas tienen la obligación de proveer medios alternativos de subsistencia que sean igualmente productivos, con el fin de que los habitantes de las comunidades afectadas puedan reconstruir sus vidas y consolidar una estabilidad económica” reiteró.

Agregó que “la crisis humanitaria que se vive hoy en día el Departamento de la Guajira, no tiene espera puesto que se acentúa con el pasar del tiempo. No es posible que exista un territorio completo, habitado por minorías indígenas y población vulnerable, el cual no tenga un mínimo vital de agua potable, ni políticas públicas para la solución de problemáticas que afectan los derechos fundamentales de la población”.

REDACCIÓN INTERNET

publicidad