Siguenos en:
martes, marzo 28, 2017
Nacional

Contratos de alimentación escolar no podrán suspenderse así no se logre concertación con comunidades afro

lunes, enero 16, 2017 20:05
La Corte Constitucional solicitó a la Fiscalía, Contraloría y Procuraduría acelerar las investigaciones que cursan por presuntas irregularidades en los contratos de alimentación escolar.

Al fallar una tutela la Corte Constitucional reiteró que debe respetarse la consulta previa a las comunidades afrodescendientes cuando se vaya a adelantar algún tipo de contratación que involucre tradiciones culturales.

Sin embargo, señaló que esta no puede ser un obstáculo a la hora de proteger y satisfacer los derechos de los niños de las comunidades afro.

El Alto Tribunal explicó que aunque los procesos consultivos son un escenario esencial para asegurar “la pervivencia física y la protección de las costumbres y tradiciones de los pueblos indígenas y tribales (incluyendo las comunidades afrodescendientes)” estos no pueden ser usados “como un mecanismo para burlar, morigerar o menguar los requisitos que la ley impone para la contratación”.

Señaló que “si una comunidad o consejo comunitario desea presentarse como candidato a operador de los programas de primera infancia del ICBF, dicha comunidad o consejo debe cumplir estrictamente los requisitos que las leyes de contratación y los pliegos de condiciones impongan para el proceso, sin que sea un factor decisivo su origen étnico, por lo cual, el ICBF o la autoridad del Estado competente, debe ser quien proceda a escoger el operador o prestador del servicio más calificado, de forma tal que se pueda realizar una verdadera vigilancia y control por parte de dichas autoridades en la ejecución contractual”.

Este pronunciamiento lo hizo la Corte al ordenarle al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar que en un máximo de tres meses adelante el proceso de concertación para la implementación del Plan de Primera Infancia en las Comunidades representadas por el Consejo Comunitario SUTO-GUE Polonuevo Afro y Étnico del Municipio de Polonuevo y el Consejo Comunitario de las Comunidades Negras de Repelón “MAGEN DE MI”, del Municipio de Repelón (Atlántico).

Sin embargo, advirtió que mientras se realiza esa concertación no se puede suspender o terminar los programas de primera infancia a los niños y niñas de las comunidades de Repelón y Polonuevo que se encuentran actualmente en curso, máxime cuando allí se encuentran niños que no hacen parte de comunidades étnicas accionantes, así como en modo alguno podrá usarse para determinar un operador específico.

Los procesos de concertación y consulta de las comunidades accionantes, se realizarán respecto de contratos que se celebren a futuro en el marco de los programas de primera infancia del ICBF que afecten directamente a dichas comunidades en lo que respecta al enfoque diferencial de dichos programas, y los mismos deberán adelantarse de la manera más ágil posible, sin llegar a superar un mes luego de la formulación de la propuesta por parte de la entidad.

Por esta razón, solicitó a la Procuraduría, la Contraloría y a la Fiscalía vigilar los contratos y convenios dedicados a la provisión de servicios de los programas de primera infancia del ICBF, para evitar que los recursos que se han aplicado para los mismos se desperdicien o desvíen a fines ajenos al cumplimiento del interés superior de los menores de edad de las comunidades de Repelón y Polonuevo (afrodescendientes o no); y realicen un acompañamiento a los procesos de concertación que se adelantan o se lleguen a adelantar en un futuro entre el ICBF y los operadores de sus programas de primera infancia.

Solicitó además adoptar mecanismos que les permitan dar curso prioritario a las investigaciones abiertas y en curso, y de ser necesario, procedan a realizar un cruce de información entre dichos entes de control, para tener la información más completa posible que permita tomar todas las medidas del caso.

PAOLA SANTOFIMIO

publicidad