Siguenos en:
jueves, agosto 17, 2017
Nacional

Cerca de 300 usuarios se tomaron la sede principal de Cafesalud en Cali

lunes, julio 24, 2017 16:28

Yolanda Martínez es la madre Jose Arbey Martínez, un joven con parálisis cerebral severa, síndrome convulsivo, microcefalia e insuficiencia cardíaca; según ella no le suministran medicamentos desde hace 3 meses, asegura que se cansó de luchar por las vías legales para que le ofrezcan la atención básica.

“Por medio de una tutela el 7 de diciembre de 2016 ordenaron una junta médica y nunca se hizo, me canse de luchar”, aseguró Martínez.

La misma situación vive Natalia Yepes, madre de un niño con una enfermedad huérfana, y otros tres mil usuarios en condiciones similares, por eso señalan que se tomaron las afueras de la oficina principal, con carpas y bloqueos intermitentes de la avenida del Río, buscan respuesta por parte de Cafesalud y de Medimas la empresa que a partir del 1 de agosto remplazara  a Cafesalud en Colombia.

“El miedo de nosotros es que ya nos pasó una vez que eramos Saludcop y después fuimos Cafesalud la cosa empeoró y ahora entonces que va a pasar cuando llegue Medimas”, manifestó Natalia Yepes madre del niño enfermo.

CM& intentó hablar con los directivos de Cafesalud en el Valle del Cauca pero no hubo respuesta en cámara.

Por su parte, la gobernadora del Valle acudió hasta el sitio de la protesta y habló con los directivos de la EPS, según ella es necesario hablar urgentemente con el ministerio de Salud para que intervenga en esta problemática.

La gobernadora Dilian Francisca Toro indicó que la situación está muy crítica, les dan las autorizaciones pero cuando van a los sitios a que los atiendan no los atienden porque no han pagado. Además necesitan una red de prestación de servicios si no la tienen ahora que va a pasar con Medimas que es la que va a entrar.

Medimas, la EPS que compró a Cafesalud empezará a funcionar desde  1 de agosto. En el Valle del Cauca hay por lo menos 30 mil usuarios en lo que va del año la secretaria de salud ha recibido por lo menos mil quejas por deficiencia en el servicio.

Javier Ramírez 

publicidad