Siguenos en:
sábado, agosto 19, 2017
Nacional

Autoridades departamentales, obligadas a prestar servicio de salud a habitantes de calle

martes, mayo 9, 2017 12:52

Al recordar que el derecho a la salud es fundamental y que por ende debe ser garantizado en total su integridad, el Consejo de Estado, determinó que las autoridades departamentales si están obligadas a la prestación y cancelación de los servicios médicos que requieran los habitantes de calle.

Señaló la Corporación Judicial que los habitantes de la calle son uno de esos grupos que se encuentran en estado de debilidad manifiesta y por ende requiere de medidas especiales de protección por parte del Estado.

“Esas personas además de vivir en condiciones de extrema pobreza, están expuestas a enfermedades, violencia, discriminación, desnutrición, falta de vivienda digna, a la vulnerabilidad que surge de la dependencia a sustancias psicoactivas, entre otras”, indicó.

Afirmó que por esa razón es deber del Estado y sus instituciones garantizar el derecho a la salud de aquellas personas en condición de vulnerabilidad, máxime si se tiene en cuenta que la “norma previó que los departamentos también tienen la obligación de gestionar la prestación de los servicios de salud de manera oportuna, eficiente y con calidad a la población pobre en lo no cubierto con subsidios a la demanda, que resida en su jurisdicción”.

Esto, mediante instituciones prestadoras de servicios de salud públicas o privadas “que deben financiar con recursos propios, de considerarlo pertinente con los recursos asignados por concepto de participaciones y demás recursos cedidos”.

Este pronunciamiento se hizo al fallar una tutela a favor de un grupo de indigentes de Medellín, quienes afirmaron que se encuentran en delicado estado de salud físico y mental, motivo por el cual han solicitado los servicios médicos, medicamentos y vitaminas”.

Indicó el Consejo de Estado que “la Alcaldía de Medellín y la Gobernación de Antioquia a través de sus funcionarios han omitido atenderla en calidad de usuaria habitante de calle, por lo que ha tenido que dormir en las “mangas” y aceras, comoquiera que no la han querido enviar a una fundación en la que pueda recuperarse”.

Explicó el alto tribunal que “las entidades enjuiciadas han vulnerado sus derechos fundamentales toda vez que no han gestionado un trasladado a una fundación fuera de Medellín donde puedan preservar su vida y su salud física y mental; y han omitido prestarles el servicio de salud”.

“No es suficiente que hayan sido valorados en un centro de atención para habitantes de calle, pues es imperativo que la EPS a la que están afiliados les brinde realmente los servicios que requieren, esto es, no basta que el médico tratante ordene una serie de servicios si en últimas los pacientes no los reciben”, afirma.

PAOLA SANTOFIMIO

publicidad