Siguenos en:
lunes, junio 26, 2017
Justicia

Niegan libertad a guerrillero que participó en toma de Mitú

martes, junio 13, 2017 16:50

Al negar por improcedente una petición de habeas corpus, presentada por un guerrillero de las Farc, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, advirtió que se deben cumplir las condiciones planteadas para que guerrilleros puedan acceder a libertades condicionadas.

Este pronunciamiento lo hizo el alto tribunal al negar la libertad al guerrillero Darío Jiménez Castañeda, alias “Fabio", el "Burro" o "Pulecio”, miembro de las Farc desde el año 1993, y quien se acogió al proceso de paz “suscrito entre el Gobierno Nacional y esa organización subversiva y solicitó los beneficios contemplados en la Ley 1820 del 2016, para lo cual firmó el acta de compromiso correspondiente e invocó la «libertad condicionada»”.

Según se evidenció, alias “Fabio" se encuentra privado de la libertad desde 2013, dado a que está vinculado “al ataque que las Farc hicieron a Mitú el primero de noviembre de 1998, sucesos asociados al conflicto armado y cometidos mientras el implicado hacía parte de esa organización (…) y en el que se le atribuye participación directa, en calidad de integrante de dicho grupo”.

Por lo que a juicio de la Corte, no resulta beneficiario de la libertad condicionada toda vez que, según quedó establecido en la ley de amnistía e indulto, “las personas (…) que se encuentren privadas de la libertad, (…) quedarán en libertad condicionada siempre que hayan suscrito el acta de compromiso” pero “este beneficio no se aplicará a las personas privadas de la libertad por condenas o procesos por delitos que en el momento de la entrada en vigor de la Ley de Amnistía, no les permita la aplicación de amnistía de iure, salvo que acrediten que han permanecido cuando menos cinco años privados de la libertad por esos hechos”.

En ese sentido recordó la Corte que “en caso de que la privación de la libertad sea menor a cinco años, las personas serán trasladadas a las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN), una vez que los miembros de las FARC-EP en proceso de dejación de armas se hayan concentrado en ellas, donde permanecerán privadas de la libertad”.

Al respecto, el presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, afirmó que se debe dar celeridad a la reglamentación de la Jurisdicción Especial de Paz, toda vez que casos como estos evidencian “que hay una zona gris entre los guerrilleros que están saliendo y el funcionamiento del inicio de la JEP (…) y durante esa zona gris, que puede ser siete meses, se pueden ir a zonas donde no se puedan alcanzar, es un llamado de alerta que toca hacerle al Congreso”.

PAOLA SANTOFIMIO

publicidad