Siguenos en:
lunes, agosto 21, 2017
Justicia

Corte Constitucional pide al Congreso cumplir con orden de regular eutanasia

viernes, agosto 4, 2017 16:38

El alto tribunal solicitó además investigar a las EPS que nieguen a enfermos terminales su derecho a morir dignamente cuando así lo soliciten.

Al fallar una tutela, la Corte Constitucional cuestionó el actuar de las EPS que se niegan a acceder a las peticiones de enfermos terminales de morir dignamente cuando tras varios tratamientos médicos no se logra aliviar su estado de salud.

Explicó la corporación judicial que “el derecho a morir dignamente ha sido reconocido en nuestro país como un derecho fundamental y autónomo”.

Por lo que se “constituye un trato cruel el obligar a un sujeto a subsistir en medio de padecimientos que afectan su vida en condiciones dignas”.

Este pronunciamiento lo hizo el alto tribunal al ordenar a la Nueva Eps, a ofrecer excusas públicas, a la familia de una mujer a quien se le impusieron trabas para acceder a su derecho a morir dignamente, pese a que tanto ella como su familia habían solicitado la práctica del procedimiento por su grave estado de salud.

La Corte cuestionó el hecho de que se hubieran presentado tantos obstáculos cuando es claro que “la decisión de una persona de morir dignamente supone el deber del Estado de garantizar las condiciones para que dicha decisión corresponda al querer del sujeto, sin prolongar su existencia y aflicciones cuando no lo desea”.

Afirmó que si bien “no ha tenido una regulación suficientemente concisa que permita determinar con claridad todos los presupuestos bajo los cuales debe ser garantizado” no es razón suficiente para no acceder a este tipo de solicitudes siempre y cuando se cumplan con los parámetros establecidos.

Padecimiento de una enfermedad terminal que produzca intensos dolores. Este requisito debe verse desde dos puntos de vista: uno objetivo y el otro subjetivo. El objetivo implica que la enfermedad debe estar calificada por un especialista. No basta con que el sujeto pasivo indique, sin mediar conocimiento técnico, que padece una enfermedad terminal.

Consentimiento libre, informado e inequívoco. El consentimiento libre implica que no existan presiones de terceros sobre su decisión. Lo determinante es que el móvil de la decisión sea la genuina voluntad del paciente de poner fin al intenso dolor que padece. Debe ser informado, motivo por el cual los especialistas deben brindar al paciente y a su familia toda la información objetiva y necesaria, para que no se tomen decisiones apresuradas, pues de lo que se trata es de disponer de la vida misma del ser humano. Finalmente, el consentimiento tendrá que ser inequívoco, con el fin de asegurar que la decisión del paciente de provocar su muerte sea consistente y sostenida, es decir, que no sea el producto de episodios anímicos críticos o depresivos.

Por esta razón, la Corte ordenó a la Superintendencia Nacional de Salud, a la Procuraduría General de la Nación y a la Fiscalía General de la Nación iniciar las actuaciones correspondientes en relación con las presuntas fallas administrativas, disciplinarias y penales, ante la imposición de trabas administrativas en la práctica del procedimiento de eutanasia.

PAOLA SANTOFIMIO

publicidad