Siguenos en:
sábado, diciembre 10, 2016
Justicia

A prisión por homicidio dos taxistas en Bogotá

viernes, noviembre 18, 2016 18:01
Jair Alberto Salazar Izquierdo de 42 años y Freddy Yesid Córdoba Medina de 36 años, fueron enviados a la cárcel Modelo de Bogotá, señalados como presuntos responsables de los delitos de homicidio agravado en concurso con porte ilegal de armas agravado.

Los hechos por los que son investigados ocurrieron el 10 de noviembre de 2016 en el Barrio San Francisco, en un lavadero de autos ubicado en el sur de Bogotá. Según testigos, durante la madrugada, tres hombres llegaron al sitio a mandar lavar su vehículo y mientras esperaban estuvieron consumiendo licor.

Después de que les entregaran el carro, salieron del establecimiento, pero minutos después regresaron asegurando que habían perdido un celular que se encontraba dentro del vehículo.

Los clientes reclamaron a los trabajadores del lavadero y fue entonces cuando se presentó una riña entre empleados y propietarios del automotor.

Luego de la pelea, aseguran los testigos, los tres hombres se retiraron del lugar amenazando de muerte a todos los empleados del lavadero. Pasados veinte minutos llegaron al sitio dos personas en una motocicleta, con sus rostros cubiertos con cascos y realizando varios disparos contra las personas que se allí se encontraban.

Dos taxistas que acababan de llegar al establecimiento a lavar sus vehículos resultaron con heridas que ocasionaros su muerte. Según declaraciones, ellos no tenían relación con la riña que se había presentado anteriormente. Los taxistas fallecidos fueron identificados como Luis Enrique Rojas de 34 años de edad y Carlos Andrés Vargas de 27.

La Fiscalía inició la investigación y realizó labores de policía judicial para recopilar elementos de prueba, como entrevistas a empleados del lavadero; además revisaron los videos de las cámaras de seguridad y obtuvieron un reconocimiento fotográfico que permitió la captura de Salazar Izquierdo y Córdoba Medina.

Los dos sujetos fueron llevados ante un juez de garantías en la Unidad de Reacción Inmediata, URI de Ciudad Bolívar, donde la Fiscalía les formuló imputación por los delitos de homicidio agravado en concurso con porte ilegal de armas agravado.

Los capturados no aceptaron cargos y el juez les dictó medida de aseguramiento en centro carcelario.

REDACCIÓN INTERNET 

 

publicidad