Siguenos en:
jueves, diciembre 8, 2016
Internacional

Tras la fiesta de este viernes, otros cubanos continúan celebración en la Calle 8 de Miami

sábado, noviembre 26, 2016 11:05
Un grupo de unas 30 personas recorrió la Calle 8, la principal vía de la Pequeña Habana de Miami, que volvió a ser cortada al tráfico por la policía, llevando una enorme bandera cubana en posición horizontal.

Pasada la fiesta vivida esta madrugada a las afueras del restaurante Versailles, un nuevo grupo de cubanos llegó esta mañana al lugar para mantener viva la celebración por la muerte de Fidel Castro en Miami.

Un grupo de unas 30 personas recorrió la Calle 8, la principal vía de la Pequeña Habana de Miami, que volvió a ser cortada al tráfico por la policía, llevando una enorme bandera cubana en posición horizontal.

La celebración, que la pasada noche tuvo un aire festivo, con música, baile y bebidas alcohólicas, cobró esta mañana un aire más reposado, con familias con niños y gente mayor, que seguramente no se enteraron hasta esta mañana de la muerte de Fidel Castro, anunciada anoche por su hermano, Raúl Castro, presidente de Cuba.

También La Carreta, una cafetería cercana al Versailles, se llenó de cubanos que, además de para desayunar, llegaron para manifestar la importancia de la desaparición del "tirano" al que responsabilizan de la "destrucción" de Cuba, según dijeron algunos a los numerosos periodistas congregados en la zona.

Carlos Curbelo, congresista republicano por Florida, fue uno de los que se personó en La Carreta, antes de ofrecer una conferencia de prensa junto a sus compañeros en el Congreso de Washington Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz Balart.

"El fallecimiento del dictador pone punto y final a un largo y doloroso capítulo en la historia de Cuba. Seguimos solidarios con los cubanos", escribió en su cuenta de Twitter junto a una fotografía en la que se le ve saludando a algunos exiliados.

Tanto La Carreta como Versailles son dos lugares de reunión de los líderes de las organizaciones del exilio en Miami, la ciudad que acogió a los primeros refugiados cubanos en EE.UU. tras la Revolución de 1959 y que aun hoy en día sigue recibiendo a muchos cubanos que abandonan su país.

EFE

publicidad