Siguenos en:
domingo, abril 23, 2017
Internacional

Se disparan en China los casos de corrupción juzgados en 2016

domingo, marzo 12, 2017 12:30
Durante 2015 se siguieron 34.000 casos de corrupción con 49.000 acusados en todos los tribunales chinos, lo que implica que durante 2016 hubo un aumento del 32,5 % en los procesos por este tipo de delitos.

El número de casos de corrupción juzgados en China se disparó un tercio el año pasado hasta los 45.000, con un total de 63.000 acusados, según el informe anual presentado por el presidente del Tribunal Supremo, Zhou Qiang.

El documento, presentado al pleno anual de la Asamblea Nacional Popular, no precisó el número de condenas.

Entre los acusados había 35 a nivel ministerial o de gobierno provincial, así como 240 de gobierno de distrito, detalló Zhou.

Durante 2015 se siguieron 34.000 casos de corrupción con 49.000 acusados en todos los tribunales chinos, lo que implica que durante 2016 hubo un aumento del 32,5 % en los procesos por este tipo de delitos.

Además, durante el año pasado se investigaron a otras 47.650 personas por supuestos delitos relacionados con el ejercicio de sus funciones, indicó el presidente de la Fiscalía Popular Suprema, Cao Jianming.

Entre ellos, se han iniciado procedimientos contra 48 antiguos funcionarios a nivel ministerial o de gobierno provincial.

Cao aseguró que la campaña anticorrupción va a continuar con toda su intensidad y se mantendrá la tolerancia cero contra este tipo de delitos.

Desde la llegada al poder del presidente Xi Jinping, la campaña anticorrupción lanzada por las autoridades chinas se ha traducido en decenas de miles de condenas, incluidas varias decenas de figuras importantes, incluyendo el exministro de Seguridad Zhou Yongkang, sentenciado en 2015 a cadena perpetua.

El informe sobre la acción de la justicia añadió que en China hubo el año pasado un total aproximado de 147.000 juicios por derechos de propiedad intelectual, algo que la Fiscalía aseguró que forma parte de una estrategia para favorecer la innovación y la investigación.

El presidente del Tribunal Supremo habló también sobre la penas de muerte y aseguró que en los últimos diez años (desde que este tribunal se reservó el derecho de revisar las condenas de tribunales inferiores) solo se ha aplicado a un número muy pequeño de casos y por delitos muy graves.

Sin embargo, Zhou no detalló el número de condenas pronunciadas y de ejecuciones llevadas a cabo durante ese período de tiempo.

El número de sentencias a muerte y ejecuciones es un secreto de Estado en China, aunque los casos más llamativos sí se anuncian al público.

Las organizaciones de derechos humanos consideran que China ejecuta a varios miles de personas al año, aunque la cifra ha disminuido mucho desde que el Tribunal Supremo comenzó a revisar las condenas a muerte impuestas por cortes de rango inferior.

 

 

EFE

 

publicidad