Siguenos en:
domingo, septiembre 25, 2016
Internacional

Nueva York recuerda el 11S en un acto del que se retiró Clinton por malestar

domingo, septiembre 11, 2016 13:43

Nueva York conmemoró con emoción un nuevo aniversario del 11S en un acto del que salió abruptamente la candidata presidencial Hillary Clinton, tambaleándose al entrar a su vehículo, tras sufrir un golpe de calor.

Como en aniversarios anteriores, el acto central se llevó a cabo en los jardines del World Trade Center (WTC), el principal objetivo de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, que causaron casi tres mil muertos.

Uno a uno, y por orden alfabético, los nombres de las víctimas fueron leídos en voz alta por familiares de los fallecidos, en una lectura que se vio interrumpida en seis ocasiones por el tañido de una campaña en los momentos claves de esa tragedia.

Un total de 1.470 personas murieron al desplomarse la torre norte del WTC, 695 más perecieron en la torre sur y 125 en el Pentágono, los tres objetivos de tres aeronaves que fueron secuestradas por los terroristas en esa fecha.

Una cuarta aeronave se estrelló en Pensilvania después de que sus ocupantes, alertados de los anteriores atentados, forcejearan con los terroristas para intentar retomar el control de la aeronave.

El resto de las víctimas fueron 441 bomberos o policías que acudieron al WTC para las labores de auxilio y los pasajeros o la tripulación de los cuatro aviones utilizados.

"Mi esposo era un astrofísico, y solía llamarlo mi bruñidor de estrellas", afirmó Granvilette Kestembaum tras leer el nombre de su esposo, Howard, uno de los fallecidos en los ataques.

Hermanos, hijos y otros parientes desfilaron por una tribuna para leer grupos de nombres, recordar a sus familiares y, en algunos casos, mencionar quién se había graduado desde el 11S, los nietos que han nacido desde entonces o los achaques de salud superados.

El primer minuto de silencio comenzó a las 08.46 hora local (12.46 GMT), cuando el primer avión impactó en la torre norte del WTC, y el último fue a las 10.28 hora local (14.28 GMT), cuando se desplomó ese rascacielos.

Los otros momentos claves fueron cuando impactó otro avión en la torre sur, cuando se desplomó ese edificio y los momentos exactos en los que se estrellaron las otras dos aeronaves contra el Pentágono y en Pensilvania.

A la ceremonia en el WTC asistieron miles de personas ligadas o no con las víctimas de los atentados.

Muchas de ellas llevaban pancartas con las fotos de sus parientes o aprovecharon para contemplar el nombre de las víctimas que están grabados en los bordes de los dos estanques construidos en los lugares que ocupaban las torres gemelas.

Mientras se celebraba esta ceremonia, Hillary Clinton, que al igual que los presentes siguió el acto de pie, sufrió un golpe de calor, según fuentes de su campaña, y abandonó el lugar para recuperarse en el apartamento cercano que tiene su hija, Chelsea.

Un vídeo tomado por uno de los asistentes muestra a Clinton esperando su vehículo sujetada por el brazo por una asistenta, después empieza a tambalearse y un miembro de su seguridad tiene que sujetarla del otro brazo para evitar que se caiga.

Clinton, de 68 años, estuvo cerca de una hora en el apartamento de su hija y, al salir, dijo a los periodistas que la esperaban que se sentía "mucho mejor".

"Es un día hermoso en Nueva York", agregó Clinton, aparentemente repuesta por el malestar previo.

Además de la aspirante presidencial demócrata participaron en el acto su rival republicano, el magnate neoyorquino Donald Trump, el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, y dos predecesores suyos, Michael Bloomberg y Rudy Giuliani.

Coincidiendo con este aniversario, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que próximamente se levantará un monumento para rendir tribuno a los integrantes de equipos de emergencia que acudieron al lugar para asistir a las víctimas.

"Su generosidad y valentía encarnan el espíritu de Estados Unidos y nunca deben ser olvidados", afirmó Cuomo en el acto oficial en el que hizo este anuncio.

 

EFE

publicidad