Siguenos en:
viernes, diciembre 9, 2016
Internacional

Matthew, con rumbo norte y en paralelo a la costa, descarga lluvia y viento

viernes, octubre 7, 2016 10:59
El huracán Matthew avanzaba hoy hacia el norte en paralelo a la costa del centro de Florida, donde sus vientos y lluvias han causado destrozos e inundaciones, aunque por ahora no han tenido el efecto catastrófico que se temía.
Tanto Florida como los estados de Georgia y las Carolinas permanecen bajo estado de emergencia.

El ciclón, con vientos de categoría 3 (de una escala de 5), comenzó a azotar las zonas costeras de Georgia y Carolina del Sur con intensas lluvias y la población cruza los dedos para que no se produzca una marejada ciclónica.

Por ahora no hay víctimas mortales directas de Matthew en EE.UU., aunque una mujer que sufrió un ataque cardiaco en Saint Lucie, a 114 millas (180 kilómetros) al norte de Miami, no pudo ser llevada a un hospital ni atendida por los servicios de emergencia debido a los efectos del ciclón y falleció, informaron las autoridades locales.

Matthew, que se debilitó a categoría 3 cerca de la costa de Florida, presentaba a las 12.00 GMT de hoy vientos máximos sostenidos de 120 millas por hora (195 km/h) y se encontraba a esa hora a 35 millas (55 kilómetros) al norte noreste de Cabo Cañaveral y a 45 millas (75 kilómetros) al estesureste de Daytona Beach, en el noreste del estado.

Según el Centro Nacional de Huracanes, las bandas de lluvia de los bordes exteriores del huracán están descargando ya su furia sobre zonas costeras de Carolina del Sur, donde los meteorólogos vaticinan que sus poderoso vientos troncharán árboles, dañaran las estructuras más frágiles y dejarán sin luz a muchos usuarios.

En Florida, primer estado de EE.UU. que sufre los embates de Matthew tras su paso por el Caribe, donde ha dejado medio millar de muertos, la inmensa mayoría en Haití, son más de 593.000 los usuarios de la eléctrica Florida Power & Light (FPL) que están sin servicio, según reportó la compañía esta madrugada.

Se predice que la lluvia acumulada a causa de Matthew podría alcanzar entre las 8 y 14 pulgadas (20 y 35 centímetros) en lugares a lo largo de la costa y hasta 4 pulgadas (10 centímetros) más en el interior.

No obstante, los meteorólogos vaticinan que el ojo del ciclón se mantendrá sobre el mar.

Preocupa especialmente los efectos de las olas y una posible marejada ciclónica, es decir, la subida del nivel del mar que entra en tierra impulsado por los vientos y otros factores.

Unos dos millones de personas fueron advertidas para que abandonaran sus hogares y buscaran refugio en el interior, ante la llegada de Matthew, el huracán más poderoso que se ha formado en el Atlántico desde Félix, en 2007, que causó más de 130 muertos a su paso por Nicaragua.

En Carolina del Sur miles de personas que residen en la isla de Hilton Head abandonaron ya sus hogares en busca de refugio en el interior, mientras se prevén cortes en el suministro de luz a otras islas del condado de Beaufort, recogieron medios locales.

Desde la madrugada de hoy las autoridades de Carolina del Sur han instado a los residentes en las zonas costeras a que evacúen y busquen albergue tierra adentro.

El temor principal es que se produzca la marejada ciclónica que podría causar catastróficas inundaciones de hasta 11 pies (3,3 metros) en cualquier lugar al sur de la ciudad de Georgetown.

El paso de Matthew por la costa este de Florida está dejando balsas de agua e inundaciones, además de caída de ramas y árboles y desperfectos en algunas viviendas, según pudo constatar Efe en varias localidades.

Además de postes de luz, semáforos y árboles caídos, se apreciaban a simple vista daños en vehículos y viviendas, en especial las más frágiles, algunas de las cuales quedaron sin tejados.

El mexicano Sergio Ramírez dijo a Efe que fue incapaz de dormir en toda la noche y pasó la madrugada junto a dos compatriotas escuchando cómo soplaba el fuerte viento fuera de su endeble casa móvil, situada en Fort Pierce, 130 millas (210 kilómetros) al norte de Miami.

"Ojalá que no regrese porque va a ser peor", dijo el mexicano, quien indicó que, cuando se fue la luz, sobre las 3 o 4 de la madrugada, sintió miedo".

Ramírez se mostró aliviado de que su casa se libró de los árboles que cayeron en la zona, dos de los cuales levantaron parte del suelo de una de estas casas móviles y uno cayó sobre el auto de uno de sus vecinos.

El club automovilístico AAA, que presta asistencia a conductores ern todo EE.UU., advirtió de que ha recibido reportes de escasez de gasolina en estaciones de todo el estado de Florida.

El club dijo que los residentes han estado "llenando sus tanques a un ritmo que las gasolineras no pueden mantener, de modo que las estaciones con bombas cerradas abundan"."En realidad lo que está ocurriendo es un buen indicio que la población sigue las advertencias y hace lo que se le ha aconsejado", dijo en un parte de prensa Mark Jenkins, portavoz de la AAA.

Aunque hay una gran cantidad reservas de gasolina, el suministro de gasolina de la Florida se lleva a cabo mediante barcos tanqueros, la mayoría de los puertos de la costa este están temporalmente cerrados debido a Matthew y posiblemente no abran hasta el lunes, según la AAA.

EFE

Matthew podría tener un ‘‘impacto potencialmente desastroso‘‘ en la Florida

El ojo de Matthew ''debería estar cerca o sobre Freeport, en Bahamas, en las próximas horas'', para '' moverse luego cerca o sobre la costa este de la península floridana hasta el viernes por la noche'', advirtieron los meteorólogos.

Gobernador de Florida pide al Gobierno federal declarar ‘‘zona de desastre‘‘

El gobernador de Florida, Rick Scott, solicitó hoy al Gobierno federal declarar al estado "zona de desastre" para ayudar a la recuperación de los efectos del huracán Matthew, que sigue avanzando hacia el norte en paralelo a la costa sureste de EE.UU..

publicidad