Siguenos en:
jueves, diciembre 8, 2016
Internacional

Grupos rebeldes dan garantías a la ONU para su plan humanitario en Alepo

jueves, noviembre 24, 2016 08:50
El responsable humanitario reveló que había presentado al grupo de países con los que venía de reunirse un plan para la protección de instalaciones médicas.

Los grupos armados rebeldes han dado garantías de seguridad para que la ONU proceda con su plan humanitario en favor de la población civil sitiada en el este de Alepo, mientras que Rusia ha dado su apoyo verbal y se espera la reacción del Gobierno sirio.

Así lo informó este jueves el coordinador humanitario para Siria, Jan Egeland, quien indicó que Rusia debe ahora formalizar por escrito su aval a la operación humanitaria, al igual que las autoridades de Damasco.

"Los camiones y los valerosos trabajadores humanitarios están listos para llevar a cabo esta operación compleja y peligrosa", afirmó.

"Se necesita urgentemente distribuir alimentos y material médico, también estamos listos para evacuar a centenares de heridos", señaló Egeland, tras la reunión semanal entre representantes de la ONU y de un grupo de países con influencia en el conflicto sirio.

Egeland sostuvo que es imperativo que la distribución de ayuda ocurra en los próximos días, puesto que "las últimas raciones del Programa Mundial de Alimentos -brazo humanitario de Naciones Unidas- han sido distribuidas y no queda más comida de la ONU en el este de Alepo".

Una parte de los convoyes se encuentra en Turquía, en una zona muy próxima a la frontera con Siria, mientras que el resto de vehículos de carga están en la sección oeste de Alepo, controlada por las fuerzas gubernamentales.

Egeland dijo que desde el momento en que la ONU recibiese luz verde de todas las partes implicadas en el conflicto se requerirían 72 horas para completar el plan de distribución, que no es urgente sólo para la población en el este de Alepo, sino también en otras áreas de Siria que se encuentran cercadas militarmente.

"En muchos lugares la gente está en situación de hambruna. No se puede permitir que esto ocurra", dijo, tras aludir a fotografías que han circulado en redes sociales de bebés muertos en el parto a causa de la desnutrición que sufren las madres.

En una comparecencia ante la prensa, el responsable humanitario reveló que había presentado al grupo de países con los que venía de reunirse -que copresiden Estados Unidos y Rusia- un plan para la protección de instalaciones médicas.

"No hay establecimiento médico que no haya sido bombardeado en el este de Alepo, así que hemos concebido un sistema para salir de esta horrenda situación, en la que los hospitales han sido atacados una y otra vez", indicó.

La propuesta se basa en la vigilancia de las instalaciones para que éstas sólo sean usadas para atender a enfermos y heridos, de modo que no se pueda aludir a la supuesta presencia de rebeldes para justificar esos ataques.

Asimismo, se plantea la identificación clara de los edificios mediante distintivos y la notificación de su posición geográfica a aquellos que disponen de fuerza militar área -Rusia y el Gobierno sirio- para que se abstengan de esos ataques.

EFE

publicidad