Siguenos en:
lunes, agosto 21, 2017
Internacional

Exdirector del FBI reconoce presiones de Donald Trump

miércoles, junio 7, 2017 15:30
James Comey, exdirector del FBI, declarará este jueves ante el Comité de inteligencia del Senado de Estados Unidos.

En una declaración oficial del comité de Inteligencia del Senado de los Estados Unidos, se conocieron los adelantos de lo que hablará James Comey, exdirector del FBI, en su comparecencia de este jueves ante los legisladores. 

El exfuncionario hablará de las presiones que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ejerció sobre él cuando estuvo al frente de la Oficina Federal de Investigación. 

En su esperado testimonio, Comey citará las notas que escribió después de los encuentros privados y las conversaciones telefónicas con Trump. El exdirector explica que tras sostener el primer encuentro, tomó la decisión de registrar por escrito la información que intercambiaban. 

Según esto, el mandatario le habría pedido lealtad y le solicitó que dejara pasar las investigaciones relacionadas con su exasesor de seguridad nacional, Michael Flynn. Este hombre renunció a su cargo después de que se conociera que ocultó nexos con Rusia.

En la declaración, Comey también hablará de una de las cenas que sostuvo con Trump en la Casa Blanca poco después de ser posesionado. Según los adelantos de las notas, en principio parecía que iba a haber más asistentes, sin embargo, acabó siendo un encuentro de los dos, en el que el magnate le preguntó por su intención de seguir al frente del Buró Federal de Investigación. 

"El presidente empezó preguntándome si quería seguir siendo el director del FBI, cosa que me pareció extraña porque ya me había dicho dos veces en conversaciones anteriores que esperaba que me quedara, y le había asegurado que tenía la intención de hacerlo. Dijo que a mucha gente le gustaba mi trabajo y, dada la presión que había tenido durante el año anterior, él entendería si yo quería irme", escribe Comey.

Según los escritos, el exfuncionario entendió que el encuentro giraba alrededor de su puesto y que la cena significaba "un esfuerzo para que yo le rogara por mi trabajo y crear algún tipo de relación de clientelismo. Eso me preocupó mucho, dada la posición". 

De corroborarse esta versión, Trump podría ser acusado de intento de obstrucción a la Justicia, violando la separación de poderes que ampara la Constitución de dicho país.

Hasta ahora James Comey no había confirmado estos hechos públicamente. 

REDACCIÓN INTERNET

 

publicidad