Siguenos en:
sábado, junio 24, 2017
Internacional

El EI asegura que controla totalmente la ciudad libia de Sirte

martes, junio 9, 2015 15:29
La rama libia del grupo yihadista Estado Islámico (EI) aseguró que controla totalmente la ciudad oriental de Sirte, situada a 440 kilómetros al este de Trípoli, tras varios meses de combates, informó a Efe una fuente de seguridad de la ciudad de Misrata.

La rama libia del grupo yihadista Estado Islámico (EI) aseguró que controla totalmente la ciudad oriental de Sirte, situada a 440 kilómetros al este de Trípoli, tras varios meses de combates, informó a Efe una fuente de seguridad de la ciudad de Misrata.

La fuente dijo que miembros del EI mataron a cuatro milicianos islamistas de la denominada "Falange 166", aliada del Gobierno rebelde de Trípoli, encargada de proteger esa ciudad, e hirieron a una decena.

Asimismo, agregó que el EI sigue extendiéndose hacia la ciudad de AL Uashka, vecina a Sirte, nuevo bastión del grupo yihadista, y cercana a Misrata, situada a 200 kilómetros al este de Trípoli.

Por otra parte, una fuente de la ciudad oriental de Bengasi informó a Efe de que el EI mató hoy a dos comandantes, Nacer Buruak y Faray al Huti, de la milicia islamista de Maylis al Shura y Zuar en la ciudad de Derna, a 1.280 kilómetros al este de Trípoli.

Esta mañana, el EI se hizo con el control de una planta eléctrica al oeste de Sirte que abastece la zona central y occidental del país.

Según informó a Efe el militar Walid Benguezi, de las fuerzas de Fayer Libia (Amanecer de Libia), aliadas del Gobierno rebelde de Trípoli, las fuerzas islamistas de "Falange 166" se retiraron de la planta tras el ataque del EI.

La fuente agregó que los yihadistas mataron a un miliciano islamista, mientras que ocho resultaron heridos y cinco fueron secuestrados por el EI.

El pasado domingo, el EI degolló a tres soldados de las milicias leales a Trípoli, que había capturado en un puesto militar de la localidad de Abu Grin, situada entre las ciudades costeras de Misrata y Sirte.

Libia es
un Estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la comunidad internacional contribuyera a derrocar el régimen dictatorial de Muamar al Gadafi.

Desde hace meses, dos gobiernos, uno considerado rebelde establecido en Trípoli, y otro internacionalmente reconocido con sede en Tobruk, luchan por el poder apoyados por milicias islamistas y militares del antiguo régimen.

EFE

publicidad