Siguenos en:
miércoles, diciembre 7, 2016
Internacional

Así se quejan damnificados por la lenta ayuda en Haití tras huracán Matthew

martes, octubre 11, 2016 09:08
 Una semana después de la devastación provocada por el potente huracán Matthew en Haití, los afectados empiezan a quejarse por la escasa o, a veces,  lenta ayuda para afrontar la situación.

En Dame Marie, en el sur, que sigue sin comunicación con el resto del país, se multiplican los reclamos por parte de los afectados y según el alcalde de esta zona, Michel Guerlince, de momento, no cuentan "con nada para repartir" a las víctimas.

En declaraciones a Efe, Guerlince dijo que el Gobierno y la comunidad internacional ha abandonado esta zona.

Guerlince afirmó que tienen "nada para distribuir ahora, y en los próximos días si no hay agua y comida puede pasar lo peor".

"La gente ha perdido casi todo lo que tenía. Hoy estamos a la espera de ayuda", agregó.

Por su lado, Andre Joseph, padre de cuatro niños, dijo que si bien sobrevivieron al huracán no sabe si podrán "sobrevivir al hambre".

"No tenemos agua y el único centro de salud de la zona no tiene capacidad ni suficientes doctores para la población", se quejó.

Centenares de habitantes de esta localidad pasan el día en un terreno de fútbol donde esperan que alguien llegue con algún tipo de ayuda.

Más del 70 % de las casas de Dame Marie perdieron sus techos y la mayoría de las plantaciones quedó totalmente destruida.

Varios países, como EE.UU, España o la vecina República Dominicana han enviado ayuda a Haití y este lunes la ONU pidió 119,9 millones de dólares para asistir a 750.000 personas afectadas en el suroeste del país tras el ciclón.

Más del 19 % de la población de Haití -2,1 millones de personas- se ha visto afectada por el huracán y más del 12 % -1,4 millones de personas- necesita asistencia urgente en diferentes departamentos del país, y más especialmente en los departamentos del sur y de Grand'Anse, según datos del ministerio haitiano del Interior citados por la ONU.

La financiación es vital para apoyar la respuesta de las autoridades de Haití y la sociedad civil para cubrir las necesidades fundamentales de las poblaciones afectadas, tales como agua potable, alimentos y refugio para prevenir enfermedades infecciosas, señaló la ONU.

La prioridad de las autoridades locales es llegar hasta las localidades más golpeadas y dar respuesta a los miles de afectados de la catástrofe para evitar un eventual brote de cólera, epidemia que afectó el país tras el terremoto de 2010, y que se agrave la crisis humanitaria.

Las últimas cifras provisionales divulgadas ayer por Protección Civil revelan que Matthew dejó 372 muertos, 4 desaparecidos, 246 heridos y 175.000 personas desplazadas en 224 refugios.

Sin embargo, fuentes de organismos de socorro y autoridades locales aseguraban el viernes pasado que las víctimas mortales sobrepasan los 800.

El huracán obligó a las autoridades electorales a aplazar los comicios generales previstos para el pasado domingo, 9 de octubre.


EFE

 

publicidad