Siguenos en:
domingo, diciembre 4, 2016
Internacional

Aeronaves panameñas comienzan ayuda humanitaria tras huracán en Costa Rica

sábado, noviembre 26, 2016 14:48
Aeronaves y tripulación especializada del Gobierno de Panamá comenzaron este sábado sus labores de ayuda humanitaria en Costa Rica tras el paso del huracán Otto, el primero que impacta directamente a este país desde que hay registros y que devastó la zona norte.


Un avión del Servicio Nacional Aeronaval de Panamá (Senan) aterrizó en la localidad de Upala, provincia de Alajuela (norte), con suministros como artículos de higiene personal, agua, colchones y alimentos, informó el Gobierno.

El Senan está cooperando con Costa Rica con dos aviones y dos helicópteros, con sus respectivas tripulaciones especializadas en rescate y atención de emergencias.

Para hoy también está previsto que tres helicópteros del Comando Sur de Estados Unidos se unan a los trabajos.

El operativo, coordinado por el Servicio de Vigilancia Aérea del Ministerio de Seguridad Pública costarricense, comenzó hoy a entregar los suministros y alimentación en las comunidades más afectadas por el huracán Otto, que la tarde y noche del pasado jueves transitó por el norte de Costa Rica.

El presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, agradeció hoy el apoyo que está brindado Panamá y Estados Unidos.

Además del operativo aéreo, cientos de oficiales de la Fuerza Pública, la Policía de Fronteras y del Servicio Nacional de Guardacostas se encuentran en distintas comunidades apoyando labores de rescate y protección de los ciudadanos.

A partir de hoy, cientos de familias regresarán a sus casas en Barra de Colorado, Parismina y Tortuguero, todas en el Caribe del país, donde fue el primer impacto del huracán.

Las aeronaves locales y de los gobiernos de Panamá y Estados Unidos llevarán ayuda a la zona norte del país, pero también a comunidades indígenas del Caribe y el sur, que se han visto damnificadas por los efectos del huracán.

Otto pasó por Costa Rica el jueves como huracán de categoría 2, con vientos de hasta 175 kilómetros por hora y lluvias de 200 litros por metro cuadrado, que equivalen a las precipitaciones de todo un mes de invierno.

Esto causó severas inundaciones, derrumbes y avalanchas de agua, tierra, piedras y árboles, que causaron la muerte de al menos nueve personas y provocaron daños en viviendas, carreteras, infraestructura eléctrica, puentes y acueductos, principalmente en los cantones de La Cruz, Upala, Guatuso, Los Chiles y Bagaces.

Los datos oficiales indican que hay miles de damnificados, y 52 albergues habilitados en el Caribe, el sur y el norte de Costa Rica, en los que se encuentran 6.839 personas.

El Gobierno aún no cuantifica los daños causados por Otto y tampoco dará una cifra de desaparecidos hasta no contar con información completamente fiable.

EFE

publicidad