Siguenos en:
domingo, septiembre 25, 2016
Entretenimiento

'Serie The Exorcist nos posiciona en la batalla universal entre el bien y el mal': Alfonso Herrera

sábado, septiembre 17, 2016 17:23

"The Exorcist" dio forma a las pesadillas y horrores de varias generaciones y ahora el mexicano Alfonso Herrera lidera la serie inspirada en la célebre película, dos producciones que, según el actor, comparten "una atmósfera similar" y terrorífica.

"Podríamos decir, de alguna manera, que 'The Exorcist' nos posiciona en esta batalla que ha sido universal entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad", afirmó Herrera en una entrevista con Efe en Los Ángeles.

"The Exorcist", que estrenará el canal Fox en Estados Unidos el 23 de septiembre, cuenta en su reparto con Herrera, Ben Daniels y Geena Davis y acomete el mundo de los exorcismos y las posesiones demoníacas a partir de una historia diferente, aunque parecida, a la de la película homónima de 1973, la obra maestra del cineasta William Friedkin.

Herrera da vida a Tomás Ortega, un pastor de una comunidad de los suburbios de Chicago, que recibe la visita de Angela Rance (Davis) cuando esta ve un comportamiento extraño de su hija.

El actor mexicano (Monterrey, 1983) explicó la responsabilidad y, al mismo tiempo, la oportunidad que suponía abordar una producción tan carismática como "The Exorcist".

"Cuando me dieron la noticia, pues más allá del peso acerca de la novela (de William Peter Blatty) y de la película original, yo traté de centrarme en el personaje y en hacerlo de la mejor manera posible", dijo.

Los escalofríos que provoca la primera vez que uno ve "The Exorcist" son algo difícil de olvidar para los aficionados al cine y Herrera confesó que su primer contacto fue en un pase de la trilogía completa en un cine mexicano.

"La vi en Guadalajara, con mi hermano pequeño, y los dos estábamos muertos de miedo", recordó entre risas el artista, quien afirmó que la serie incluye "ciertos guiños y referencias" del filme original.

Acerca de su rol, Herrera señaló que tiene "un don con la gente" para interpretar y ayudar a las personas, aunque en su interior no todo es tan sencillo como parece.

"Se podría decir que es una máscara y que dentro de él también hay dudas, sus propios demonios que tiene que ir exorcizando y que tienen que ver con su pasado", argumentó.

Su personaje, de naturaleza buena y amable, no parece el más indicado para combatir el mal, por lo que para esa tarea se aliará con el experimentado sacerdote Marcus Keane (Daniels), que según Herrera es "como un soldado raso que ya ha estado en esa batalla frente a frente con el demonio".

"Yo veo a Keane como un tiburón blanco que tiene que entrenar a esta sardina, Ortega, para poder llevarlo a esos terrenos y que pueda salir bien librado", dijo.

Opinó, además, que en una producción de terror lo fundamental es que tenga una historia y una "columna vertebral" que sea sólida, "bien cimentada", para que no deba recurrir al "truco fácil de espantar por espantar".

"The Exorcist" supone para Herrera un importante paso en el crecimiento de su carrera, que comenzó como ídolo juvenil en la extraordinariamente popular serie "Rebelde".

"Creo que cuando estábamos haciendo 'Rebelde' no dimensionábamos lo grande que fue porque estábamos adentro. Pero una vez que terminó, volteé atrás, de lejos, y dije: 'Bueno, eso era enorme'", afirmó.

"Puedo decir que fue un gran entrenamiento porque mediáticamente fue muy grande. Creo que ninguno de nosotros había experimentado algo tan potente. Y, por otro lado, es un proyecto al que voy a estar agradecido siempre, siempre, siempre", añadió.

Con papeles en películas como "La dictadura perfecta" (2014) o la serie estadounidense "Sense8", de las hermanas Wachowski, el actor dijo que tanto en México como en Estados Unidos ha tenido la oportunidad de actuar con gente "tremendamente talentosa" y aseguró que su intención es seguir trabajando en cualquier país, "ya sea en México, en Estados Unidos, en España o en Colombia".

En este sentido, Herrera habló de su participación en "El elegido", una película española dirigida por Antonio Chavarrías y con los actores Henry Goodman, Hannah Murray y Elvira Mínguez en la que interpreta a Ramón Mercader, el asesino de Trotski.

Apuntó que el gran público solo conoce a Mercader por ese suceso y destacó el interés de su historia en la Guerra Civil española, su exilio y su trama para matar a Trotski como un relato útil para "entender la situación política de México y España en ese momento".

 

EFE

publicidad