Siguenos en:
martes, septiembre 27, 2016
Economía

Gobierno prepara paquete de obras para desarrollar la Orinoquía

martes, septiembre 20, 2016 21:16

El Gobierno Nacional lanzó el Plan Maestro de la Orinoquía para darle un fuerte impulso al desarrollo económico y social de esta zona del país.

Se trata de una propuesta estratégica de planificación integral del desarrollo para la Orinoquía, con una visión de largo plazo, basada en potencialidades y aptitudes de la región en el marco de posconflicto.

En la Orinoquía se combinan una serie de factores que permiten poner en marcha programas del Estado para hacer más productiva esa región, generar empleo y bienestar para sus habitantes.

La Orinoquía tiene 15,1 millones de hectáreas con potencial de aprovechamiento agrícola, ganadero, forestal y comercial. Miles de hectáreas de esta tierra pueden ser cultivadas y convertirse en una despensa agrícola para el país y una parte del planeta.

Se estima que 7,8 millones de hectáreas están subutilizadas, tierras en las que se puede intensificar su uso agropecuario. 3,6 millones de hectáreas estarían disponibles para agricultura. Hoy sólo están sembradas cerca de 700.000 hectáreas.

Con el posconflicto se abren grandes posibilidades para la Orinoquía, un territorio abandonado por años, con poco desarrollo y capacidad institucional y con presencia de grupos al margen de la ley.

Con las nuevas condiciones en las que se desenvolverá el territorio, las potencialidades de la región se multiplicarán y las inversiones llegarán más fácilmente que en el pasado cercano en el que esa zona estaba atrapada por actores violentos.

"En la Orinoquía se realizará el primer Modelo de Desarrollo y Ordenamiento con Prospectiva Regional (MDOP), clave para visualizar el desarrollo de esa región para los próximos 20 años",aseguró Simón Gaviria Muñoz, director del Departamento Nacional de Planeación (DNP).

El lanzamiento del Plan Maestro de la Orinoquía le da continuidad al trabajo de articulación que viene desarrollando el DNP en los territorios con el sector privado y con la cooperación internacional para la elaboración de una propuesta estratégica que impulse el desarrollo de la región.

El Plan identificó cuatro prioridades básicas: sistemas productivos (agricultura y turismo); recurso hídrico y medio ambiente; infraestructura y logística en telecomunicaciones, energía y transporte y ordenamiento territorial.

El lanzamiento servirá además para presentarle a la región la Unidad de Estructuración de Proyectos Estratégicos para el desarrollo de la Orinoquía que financiará la Agencia de Cooperación de Estados Unidos (Usaid).

Durante un año, esta Unidad -conformada por un grupo de 20 consultores- se encargará de identificar y formular los proyectos estratégicos para el desarrollo de la Orinoquía con visión de integración regional.

La idea es que el próximo año se generen cuatro proyectos piloto de cada una de las prioridades mencionadas, los cuales serán modelo para las demás iniciativas que se estructuren para esta región.

Además, esa Unidad se convertirá en un brazo técnico de apoyo para las alcaldías y gobernaciones en la formulación de proyectos en ciencia y tecnología con el propósito de utilizar los recursos de regalías.

El Plan Maestro es una estrategia de planificación del desarrollo regional para el corto, mediano y largo plazo que busca impulsar una mayor eficiencia en la inversión a través de la articulación entre los gobiernos nacional, regional y local, con los sectores privados y con la cooperación internacional.

"Se trata de generar un circulo virtuoso de cooperación entre los actores involucrados en el desarrollo de la Orinoquía para sacar adelante la región; es una herramienta de planificación que le apuesta a identificar proyectos con la cooperación internacional", dijo el Director del DNP.

Se busca crear modelos de asociatividad entre el sector público y privado para la construcción de vías terciarias, distritos de riesgo y desarrollos productivos que permitan sacar adelante las inversiones y las obras necesarias para el crecimiento de la región.

El Plan Maestro de la Orinoquía contiene decisiones en ordenamiento territorial, recursos hídricos, infraestructura, logística y gobernanza y responde a un mandato del Plan Nacional de Desarrollo (PND).

El PND obliga al Gobierno a elaborar los modelos de desarrollo prospectivo para las regiones de Colombia y el de la Orinoquía, que ya fue plasmado en un Conpes, es el primero en ponerse en marcha por parte del Departamento Nacional de Planeación (DNP).

La Orinoquía es una amplia zona de los llanos orientales colombianos conformada por los departamentos de Meta, Casanare, Arauca, Vichada, Guaviare, Guainía y Vaupés. El Plan Nacional de Desarrollo estimó inversiones para esta región entre 2015 y 2018 por $48,5 billones.

En dicho plan se prevén inversiones por $22,4 billones para infraestructura estratégica; $19,2 billones para movilidad social; $4,6 billones para transformación del campo; $1,7 billones se destinarán a seguridad y justicia para la paz, $0,4 billones para crecimiento verde y $0,1 billones para buen gobierno.

El potencial de la Orinoquía

La Orinoquía podría convertirse en una potencia agrícola en los cultivos de plátano, cacao, soya, palma de aceite, arroz y maíz. En los dos primeros su rendimiento por hectárea es superior al de los países líderes: Uganda y Costa de Marfil.

En Uganda, en plátano, el rendimiento por hectárea es de 5,41 toneladas mientras que en la Orinoquía es de 14,53; en tanto en Costa de Marfil, en cacao, el rendimiento por hectárea es de 0,58 toneladas frente a las 0,66 toneladas en los llanos, lo que demuestra el potencial de la región.

La Orinoquía tiene, además, una baja densidad poblacional. Esa zona representa el 37,6% del territorio nacional, pero solo alberga al 4,5% de la población.

En la zona se extienden 12.840 km de vías terciarias a cargo de los municipios que se encuentran en un estado deficiente, pero que pueden recuperarse para dar mejor movilidad a los habitantes de la región.

 

REDACCIÓN INTERNET

publicidad