Siguenos en:
miércoles, mayo 24, 2017
Deportes

Greipel levanta los brazos en la quinta etapa y Alaphilippe sigue líder

jueves, marzo 9, 2017 11:45
Foto tomada de Twitter: @elSuperHincha

El alemán André Greipel (Lotto Soudal) ganó con autoridad la quinta etapa de la París-Niza, entre Quincié en Beaujolais y Bourg de Péage, la más larga de la presente edición, con 199,5 kilómetros, en la que el francés Julian Alaphilippe (Quick Step) retuvo el maillot amarillo de líder.

Resurgió implacable el "Gorila de Rostock", pletórico a sus 34 años, para firmar su tercera victoria de la temporada en la última oportunidad para los velocistas en la presente edición de la Carrera del sol. Greipel doblegó al francés Arnaud Demare (Francaise) y al holandés Dylan Groenewegen (Lotto Jumbo), dando tiempo al pelotón en 4h.43.35.

Ahora llega la montaña y los guiones serán diferentes. Los favoritos saldrán a escena a partir de ahora. Al frente de todos Julian Alaphilippe, que podrá defender su maillot amarillo con 33 segundos sobre su compatriota Tony Gallopin (Lotto Soudal) y 47 respecto al español Gorka Izagirre (Movistar).

El resto de aspirantes entrarán en la montaña a partir del minuto de retraso: el colombiano Sergio Henao a 1.03, el irlandés Dan Martin a 1.20, el ruso Ilnur Zakarin a 1.28 y Alberto Contador, noveno en la general a 1.31.

Los "guepardos" no desperdiciaron la última llegada masiva de la presente edición. Para empezar la jornada una escapada controlada protagonizada por Domont (AG2R), Zurlo (UAD), Berhane (Dimension Data), Calmejane (Direct Energie) y Périchon (Fortuneo).

Una ventaja de 5.50 minutos en el kilómetro 60 espabiló al pelotón, donde el Quick Step y La Francaise unían fuerzas en defensa del maillot amarillo y de las opciones de Demare al esprint.

Primero cedieron Zurlo y Calmejane, y el resto pasó a la disciplina del pelotón a 12 kilómetros de meta, no sin antes intentarlo en solitario Di Gregorio.

Katusha puso su ritmo pensando en Kristoff, pero enseguida se mostraron más intenciones. como la carta del Bahrein para que Colbrelli intentara el doblete. Ningún equipo impuso su jerarquía, por lo que el esprint se presentó un tanto desordenado.

Fue Greipel quien apareció poderoso para levantar los brazos por segunda vez en la carrera francesa. Ya celebró recientemente sendas victorias en la Vuelta a Mallorca y Vuelta al Algarve. Con "Popeye" siempre hay que contar.

Este viernes se disputa la sexta etapa, entre Aubagne y Fayence, con un recorrido de 193,5 kilómetros. Jornada de montaña que incluye tres puertos de primera. Para empezar el Col de Espigoulier, y en los últimos 50 kilómetros dos pasos por el Col de Bourigaille. Para entrar en meta un ascenso de 1.3 kms al 9.8 por ciento.

EFE

publicidad