Siguenos en:
sábado, diciembre 10, 2016
Deportes

América venció a Quindío y terminó su infierno en la B; vuelve a la primera división

domingo, noviembre 27, 2016 16:26
América derrotó 2-1 a Quindío con goles del Tecla Farías y Martínez Borja e hizo realidad el sueño de regresar a la primera división del fútbol colombiano.
Durante 5 años el conjunto escarlata tuvo que recorrer un empedrado camino que inició el 17 de diciembre del 2011, cuando en el juego con Patriotas de Boyacá, Jairo El Tigre Castillo dilapidó su oportunidad de anotar al chocar el balón contra el palo, y cuando el portero del equipo boyacense, en el último chance y con una potente pegada, mandó el esférico al fondo de la red, derrumbando así las ilusiones de los aficionados que estaban en el Pascual Guerrero.

El equipo americano no tenía un buen presente futbolístico para ese entonces, a pesar de haber entrado a los cuadrangulares finales en ese 2011 y estar cerca de disputar la gran final: los aficionados no asistían al estadio sanfernandino como las directivas del club deseaban.

Una vez descendido el equipo, se pensó que la hinchada del América no regresaría al máximo escenario deportivo de la capital vallecaucana en señal de protesta por lo sucedido. No obstante, cuando ‘la pesadilla’ del Torneo de la B inició, fueron muchos los aficionados que se acercaron al Pascual Guerrero para apoyar a La Mechita en su primer encuentro como equipo de segunda división contra el Real Santander.

Solo un mes y medio antes había sucedido la desgracia para el denominado un grande de Colombia. Tanto medios locales como internacionales relataron la noticia, pues se trataba ni más ni menos que del equipo de ‘la pasión de un pueblo’, ese que había sido en 4 oportunidades subcampeón de la Copa Libertadoresy 13 veces campeón del fútbol colombiano, el que tiene hinchas en cada rincón del país.Y no era para menos, pues había perdido la categoría el que alguna vez había llegado a ser el segundo mejor equipo del mundo.

Fueron cinco años de decepciones y amarguras, y en este 2016 la ilusión se hizo realidad.

MIGUEL COTE

publicidad