Siguenos en:
viernes, diciembre 2, 2016
Crónicas de Mauricio Gómez

Se estima que Farc y ELN han derramado al menos 4 millones de barriles de petróleo

jueves, noviembre 17, 2016 21:22

En esta edición de las crónicas de Mauricio Gómez, se expone la situación de Reficar, proyecto que debía costar 4 mil millones de dólares y terminó costando más de doble y la fecha de entrega de los resultados de la auditoría hecha por la Contraloría General de la República sobre la construcción de la Refinería de Cartagena.

Esta entrega recoge además el testimonio del presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, quien asegura que “el bienestar de los colombianos pasa por el petróleo, si no es el petróleo nos tienen que sacar en impuestos toda la plata para la educación de nuestros hijos y de todos los niños colombianos, la salud de 50 millones de personas, las carreteras, la policía, la seguridad, el cuidado ambiental, si no sale ni del petróleo ni de impuestos pues vamos a tener malestar y vamos a tener sufrimiento social. El petróleo nos puede generar bienestar y menos impuestos, y sólo el petróleo”.

Otra de las preocupaciones de hoy de los petroleros aparte del bajo precio del crudo, la ola hostil que no cesa de crecer por parte de las comunidades. En el 2012 los bloqueos a las actividades petroleras fueron 308, en el 2013 fueron 503, en el 2014 fueron 455 y en el 2015 fueron 473.

Otros de los aspectos que muestra esta entrega son las consecuencias del derrame de petróleo, y cuántos barriles de crudo se han derramado por fallas operativas las compañías  petroleras y por la voladura de oleoductos por parte de la guerrilla. Se estima que las Farc y el ELN han derramado con sus atentados al menos 4 millones de barriles de petróleo.

Adicionalmente, se expone el tiempo que toma rehabilitar un predio afectado por estos atentados.

El petróleo colombiano está pasando por su momento más negro, desde hace 20 años no se encuentran yacimientos importantes, el precio del crudo ha tenido su peor año y las operaciones de exploración están prácticamente suspendidas. Como para poner a producir un pozo petrolero se necesitan entre 5 y 7 años las reservas del país se agotarán dentro de unos cuatro años y para sobrevivir, Colombia se verá obligada a volver a importar hidrocarburos.

Vea más del especial en el video.

publicidad